Política
Domingo 30 de Octubre de 2011

A Celso Jaque le apareció un competidor de fuste por la Embajada en Chile: el ministro Carlos Tomada

MIentras los allegados al gobernador de Mendoza abonaron su designación en la sede diplomática de Santiago, desde la Casa Rosada surgió con fuerza para el cargo el nombre del peronista porteño.

Por Javier Polvani

El camino del gobernador Celso Jaque a la Embajada Argentina en Chile parecía despejado pero en las últimas horas apareció un contendiente de fuste para la carrera del malargüino en el terreno diplomático. Altas fuentes de la Casa Rosada ya dan por sentado que el cargo que ocupa actualmente Ginés González García será el próximo destino del ministro de Trabajo de la Nación Carlos Tomada.

Éramos pocos y parió la abuela. Si bien Jaque había relativizado su futuro como embajador, hace tiempo que sus allegados deslizan que el mandatario tiene un interés real por la Embajada en el país trasandino. Se trata de un cargo que, a pesar de tener la sede afuera de las fronteras nacionales y de no ser determinante para la coyuntura política nacional, presenta amplias posibilidades para hacer una gestión con fuerte repercusión en Mendoza.

Los más cercanos colaboradores de Jaque dijeron los días siguientes a las elecciones que el gobernador maneja más de una alternativa para su futuro y resaltaron que gracias al buen resultado en las urnas del oficialismo provincial la Casa Rosada le tiene reservado un “premio” al mandatario que hasta antes de los comicios aparecía como uno de los principales obstáculos a las chances electorales del Frente para la Victoria en Mendoza.

Mientras el mandatario prefirió guardar silencio sobre su futuro político “hasta el 10 de diciembre”, un día después de entregarle la banda y el bastón de mando a Francisco Paco Pérez, entre sus acólitos más cercanos creció el entusiasmo ante la posibilidad de que sea destinado a Santiago de Chile como embajador. “Para un mendocino ese cargo es mucho más importante que para un político de la Ciudad de Buenos Aires o la Pampa Húmeda”, reflexionó uno de los asesores más influyentes de Jaque.

Sin embargo, hacia el fin de esta semana en la Casa Rosada se empezó a afianzar el nombre de Carlos Tomada para el puesto de embajador en Chile. El actual ministro de Trabajo fue puesto por Cristina Fernández como compañero de Daniel Filmus en la fórmula que perdió la Jefatura de Gobierno de Buenos Aires, frente a Mauricio Macri, obligándolo a ceder en sus aspiraciones de encabezar la formula como candidato a jefe de Gobierno.

Desde que resolvió la participación electoral del ministro en Buenos Aires se supo que en un potencial segundo mandato de Cristina el porteño no seguiría al frente de la cartera de Trabajo. Después del vendaval de votos que provocaron la reelección de la Presidenta el 23 de octubre, apareció la Embajada en Chile como una posibilidad cierta para la continuidad de la carrera política del dirigente peronista.

Así, el ministro de Trabajo se convirtió en el principal enemigo de Jaque en la pelea por desembarcar en la sede diplomática asentada en Santiago. La presidencia del directorio de la estatizada Aerolíneas Argentinas es la segunda alternativa que se presenta como posible para Tomada. En caso contrario, Jaque va a tener que contrastar sus argumentos para ser embajador contra los del peronista porteño.

Comentarios