Economía
Sábado 03 de Septiembre de 2011

A diferencia de la Unión Industrial, las Pyme le reclaman a Cristina

Dirigentes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa realizaron a la Presidenta una serie de reclamos históricos del sector, en una reunión en Olivos.

Dirigentes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) retomaron una serie de pedidos históricos del sector, como son la reforma de la ley de Riesgos del Trabajo, la eliminación del Impuesto al Cheque, el compre nacional y la reinversión de utilidades.

Fue en el marco de una reunión de trabajo encabezada por la presidenta Cristina Fernández en la Residencia de Olivos, donde recibió al titular de CAME, Osvaldo Cornide, y una veintena de dirigentes del sector.

La presentación realizada por los empresarios pyme, marcó así distancias con el alto tono de respaldo que mostró en su discurso el titular de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, en la cena del Día de la Industria, en Tecnópolis, oportunidad en la que el industrial prefirió no profundizar en puntos ríspidos.

Encabezados por Cornide, más de una veintena de dirigentes arribaron cerca de las 12:30 a Olivos, donde fueron recibidos por la primera mandataria. Con respecto a Riesgos del Trabajo, los empresarios advirtieron que ‘el costo del sistema de ART para una PYME es cuatro veces mayor al de una gran empresa‘ y que ‘a esa inequidad se suma la posibilidad de realizar reclamos de doble vía que alientan la industria del juicio‘.

Respecto de la cuestión fiscal, pidieron la ‘eliminación del Impuesto a las Transacciones Financieras para las exportaciones de las PYMES‘ y que se otorgue ‘impulso a un Régimen Especial de Capitalización del Impuesto a las Ganancias de las micro, pequeñas y medianas empresas que inviertan‘.

También solicitaron la eliminación de las ‘retenciones‘ a las exportaciones industriales para PYMES y que ‘se ponga en marcha efectivamente el régimen de Compre Nacional‘.

Estuvieron dirigentes de cámara de maquina herramienta, del juguete, caucho, maquinaria agrícola, muebles, industriales de la Moto, cosméticos, y textiles, entre otros.

Fuente: El Cronista

Comentarios