Política
Martes 06 de Diciembre de 2011

Abal Medina: un intelectual de apellido histórico que se ganó la confianza de los Kirchner

Es politólogo egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y porta un apellido histórico: es hijo del legendario dirigente y ex titular del Movimiento Nacional Peronista, Juan Manuel Abal Medina, y sobrino de Fernando Abal Medina, uno de los líderes de la organización Montoneros.

El arribo de Juan Manuel Abal Medina a la Jefatura de Gabinete es la consagración del joven funcionario en la estructura de poder del Gobierno, luego de haber cultivado una estrecha relación con el ex mandatario Néstor Kirchner y haberse convertido en uno de los intelectuales más consultados por la presidenta Cristina Fernández.

Abal Medina, de 43 años, es politólogo egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y porta un apellido histórico: es hijo del legendario dirigente y ex titular del Movimiento Nacional Peronista, Juan Manuel Abal Medina, y sobrino de Fernando Abal Medina, uno de los líderes de la organización Montoneros.

Abal Medina arribó al Gobierno en 2005 de la mano del ex jefe de Gabinete Alberto Fernández y en 2008 pasó a ser el número dos de su sucesor, Sergio Massa.

En aquellos años, el funcionario comenzó a ganarse paulatinamente la confianza de Néstor Kirchner y Cristina, a tal punto que consiguió un lugar fijo en los partidos de fútbol que organizaba el ex presidente en la quinta de Olivos, e incluso se convirtió a fines de 2009 en el principal asesor del patagónico en materia de política internacional, cuando asumió la secretaria general de la UNASUR.

Muestra de ese vínculo es que haya sido uno de los pocos funcionarios que entró al cementerio de Río Gallegos junto a Cristina Kirchner y sus hijos, Florencia y Máximo, para el entierro del ex presidente.

La muerte del ex mandatario lo dejó, sin embargo, sin la función que más desarrollaba en ese tiempo, hasta que Cristina lo puso a cargo de la Secretaria de Comunicación Pública a principios de este año, con oficina en el segundo piso de la Casa Rosada.

Ese nuevo rol del funcionario significó un gran salto en la estructura del poder kirchnerista y dio cuenta del grado de confianza que deposita en él la jefa de Estado, ya que desde esa área clave se encargó, entre otras cuestiones, de distribuir el dinero de la pauta oficial de las elecciones de este año.

Resta saber si a partir de su asunción en lugar de Aníbal Fernández decidirá elevar su perfil público para desempeñar la tarea de salir a responder ante los medios las críticas contra la gestión de Cristina, un rol que desarrolló con gran oficio su antecesor.

Abal Medina es también doctor en Ciencia Política (FLACSO México y Georgetown Univesity), fue investigador del CONICET  y ejerció como docente en la UBA y en la Universidad Nacional de Quilmes.

Antes de eso, en 1982, se exilió a México siguiendo los pasos de miles de militantes peronistas y allí realizó unos estudios superiores, hasta que regresó después de la caída del gobierno militar.

Previo a la llegada al poder de Kirchner, trabajó para el gobierno porteño de Aníbal Ibarra entre diciembre de 2001 y diciembre de 2003, como director general de Asuntos Políticos y Legislativos.

Fuente: NA

Comentarios