Política
Jueves 02 de Julio de 2015

Aborto no punible en Mendoza: ahora buscan que salga por ley

Aún no se logra que Mendoza adhiera al protocolo nacional que fija cuándo es legal interrumpir un embarazo. En la Legislatura el tema pasó otra vez a estudio en 3 comisiones, pero dicen que con una ley se acabaría el debate.

Por Paola Alé
ale.paola@diariouno.net.ar
El pedido de resolución para que Mendoza cumpla efectivamente con la guía técnica para la interrupción legal del embarazo, presentado por la senadora del FIT Noelia Barbeito, se encuentra desde ayer sometido al estudio, debate y posterior despacho de tres comisiones legislativas: Legislación y Asuntos Constitucionales (preside Carina Segovia del PJ); Salud (preside la maipucina Olga Bianchinelli, del PJ) y Género (preside Wanda Paredes, peronista oriunda de General Alvear)
Sin embargo, hay quienes sostienen que un proyecto de declaración no es suficiente para que efectivamente se cumpla con la ley y opinan que lo que se debe debatir es un proyecto de ley.
Qué opina cada partido
Esta idea fue tenida en cuenta por la autora del único proyecto de ley que sobre el tema existe actualmente en la Legislatura provincial, y se encuentra en la comisión de Género, desde octubre del 2014. No es casualidad que quien presentó la iniciativa el año pasado fuera Noelia Barbeito (FIT), la misma que anteayer llevó a la Cámara Alta un pedido de resolución para que el Ejecutivo dé cumplimiento a la medida, cuya presentación sólo fue escuchada por 10 de los 38 senadores.
Diario UNO dialogó con Barbeito (FIT) quien dijo que se podría pedir la preferencia con despacho para después del receso invernal, ya que desde la semana próxima la cámara pasará dos semanas sin sesionar.
En tanto, el radical Juan Carlos Jaliff, vicepresidente de la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales, ratificó que un proyecto de resolución no movería la aguja del gobierno para cumplir con la determinación nacional. En cambio, una ley dejaría al Ejecutivo sin mucho margen para retrasar la implementación.
Una opinión similar fue la de Sergio Moralejo (UCR), quien aseguró que “el tema es importante, pero es un proyecto de resolución, es una cuestión de forma y no de fondo. Lo que tenemos que hacer es dar la discusión de fondo, y buscar herramientas para que el gobierno cumpla”.
Por su parte, Gustavo Arenas, presidente del bloque de Senadores del PJ, explicó que “no es necesaria una ley, aunque podría debatirse. Yo tengo una posición tomada al respecto, pero no es una posición del bloque, ni del partido, ni del Ejecutivo, es a título personal, yo pienso que debe haber un protocolo y se tiene que cumplir”, manifestó Arenas, que durante la sesión del martes se comprometió a que el tema no permaneciera in aeternum en las comisiones. Lo que aclaró es que él impulsará que de llegar al recinto, tanto el proyecto de ley como el de declaración –el que se decida debatir– deben tener despacho, para evitar que en el hemiciclo la discusión no termine nunca.
Mal antecedente
En julio del 2012 fue la última vez que se discutió un proyecto para que Mendoza diera cumplimiento efectivo a la Guía Técnica de Interrupción Legal del Embarazo. Fue presentado por la ex diputada radical Liliana Vietti y si bien logró media sanción de la Cámara Baja, el lobby que grupos ultracatólicos y conservadores realizaron durante meses en el ámbito legislativo, influyó para que en el Senado la suerte de la iniciativa fuera otra.
Al parecer, había una determinación tácita de que esa media sanción nunca encontrara su igual en Senadores, y por lo tanto, no se convirtiera en ley. 
Así, el proyecto comenzó a navegar por las quietas aguas de la burocracia legislativa. 
Pasaron casi dos meses discutiéndola en la Comisión de Salud, donde abundaron las disertaciones, y finalmente, el despacho fue dividido. En diciembre de ese mismo año, el proyecto perdió por pocos votos, pero quedó descartado en el Senado.
Esta vez, lo que buscan los legisladores es que no suceda lo mismo, por eso quieren que las comisiones se expidan antes de debatirlo. 
Resta ponerse de acuerdo sobre si se va a discutir el proyecto de resolución, o si en cambio los integrantes de la Cámara Alta irán por más y se animarán a poner sobre el tapete el de ley. 
►Increíble pero real. Pese a que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ratificó hace ya tiempo cuáles son los casos en que se puede interrumpir un embarazo, todavía hay provincias, como la nuestra, que no adhieren al protocolo nacional para tal fin. 
No figura en la agenda del Gobierno nacional esta problemática 
“Estoy convencido de que en algún momento se a va a generar un espacio de debate, pero no es éste el momento y no está en la agenda del Gobierno nacional”, afirmó Fernández minutos antes de ingresar a su despacho de la Casa de Gobierno.
Consultado sobre el cuestionamiento por parte de la iglesia Católica en torno a la realización de abortos no punibles, el ministro coordinador dijo que “la Corte Suprema de Justicia ya se expidió sobre la cuestión, y la Corte ha dicho que la modificación del artículo 86 del Código Penal, que es el que hablaba del aborto no punible, es el artículo que decía que en “la mujer violada idiota” -usa ese término- podía ser practicado el aborto”.
 

Comentarios