Policiales
Lunes 07 de Diciembre de 2015

Absolvieron a un violador que se casó con su víctima

La mujer realizó la denuncia en 2009, cuando tenía 15 años, pero luego contrajo matrimonio con su abusador y logró que fuera absuelto

Una chica de 15 años denunció en noviembre de 2009 que había sido abusada sexualmente por un conocido de su familia. En 2010, la joven declaró que había mentido al momento de realizar la denuncia. Tras haber cumplido los dos años de prisión preventiva dictados por la Justicia, el acusado recuperó la libertad.
Al año siguiente, la joven hizo una propuesta de avenimiento (figura penal derogada que le permitía al violador evitar la cárcel tras ser perdonado por la víctima) y solicitó el cese del proceso penal. En julio de este año se casaron. Y el mes pasado, cuando fue citada para declarar en el juicio oral, la supuesta víctima, cuyo nombre no se conoce, consiguió que su supuesto violador fuera absuelto.
La fiscal de Cámara Alicia De Blasis de Morelli adhirió a su pedido de sobreseimiento, que finalmente fue dictado por las jueces Jesús Carlos Pellegri, José Alfredo Garzia y Elena Grellet de Barrionuevo.
Los fundamentos del fallo tuvieron que ver con el principio de oportunidad, incorporado recientemente en el Código Penal. Esto habilita al Ministerio Público Fiscal a resolver cuándo continuar con una acción penal y cuando no, por lo que los jueces decidieron absolver al imputado. "Como el Ministerio Público solicitó el sobreseimiento, no se pudo avanzar porque la Corte Suprema de Justicia dice que sin acusación no puede haber condena", aclaró el juez Jesús Carlos Pellegri.
El texto indica que se tuvo en cuenta que existe "una comprobada relación afectiva entre víctima y victimario (están unidos en matrimonio) y que la víctima en reiteradas ocasiones ha expresado libremente su voluntad de que no continúe este proceso, lo cual se presenta como el modo más equitativo de armonizar cualquier conflicto que pudiera haber existido".
Hoy la pareja vive junto a dos hijas, según la mujer, fruto de relaciones consentidas con otra persona. Debido a que la mujer no quiso someterse a un ADN, la Justicia no puede determinar si las niñas nacieron como fruto de actos de abuso sexual cometidos por el sospechoso.
 

Comentarios