Domingo 31 de Julio de 2016

Accidentes domésticos dejaron como saldo a dos niños de 3 y 4 años internados

En Real del Padre un nene se disparó en el abdomen y en Malargüe un caballo pateó en el rostro a una niña. El dato particular, las familias habían ido de visita a la casa de los abuelos.

En dos incidentes domesticos durante el fin de semana, dos niños de 3 y 4 años protagonizaron episodios que los pusieron en serio riesgo y terminaron internados. En el distrito de Real del Padre, un pequeño se disparó en el abdomen con un rifle de aire comprimido mientras que en Malargüe un caballo pateó en el rostro a una niña y le causó graves heridas.
Lo curioso de ambos casos, es que los padres de los menores habían ido de visita a la casa de los abuelos.
El primero de los hechos tuvo como protagonista a un nene de 3 años que accionó un rifle de aire comprimido y el proyectil (calibre 5,5) lo hirió en el estómago. Según el parte oficial, el balín entró y salió a la altura de la fosa ilíaca izquierda.
El incidente se produjo en la siesta del sábado en Huarpes al 690 en Real del Padre, distrito sanrafaelino ubicado a 20 kilómetros de Alvear.
La familia pasaba el día en la casa del abuelo, la cálida siesta invitaba al relax y todo transcurría dentro de los carriles habituales, pero en un abrir y cerrar de ojo, el panorama se ennegreció.
Los adultos no se percataron que el pequeño tenía al alcance un rifle de aire comprimido y mientras jugaba, accionó el gatillo y el disparo le dio en el costado izquierdo del estómago.
En primera instancia los padres acudieron al centro de salud del distrito sanrafaelino y luego lo trasladaron en la ambulancia hasta el hospital Enfermeros Argentinos en General Alvear donde quedó internado.  
El segundo y más grave de los hechos se presentó en Malargüe con una nena de cuatro años que fue derivada de urgencias al hospital Shcestakow en San Rafael con heridas de consideración en el rostro causadas por la patada de un caballo.
Al igual que el incidente de Real del Padre, la familia estaba de visita en lo del abuelo.
La niña se alejó de la casa atraída por la magnificencia y dulzura que a simple vista transmiten los equinos, caminó hasta el corral pero se acercó tanto que provocó la reacción de uno de los animales que le asestó una terrible patada en la cara.
La niña presentaba un severo traumatismo facial y de cráneo y una fractura en la zona del ojo izquierdo. 
En primera instancia fue hospitalizada en la ciudad malargüina pero ante la complejidad de las lesiones, decidieron trasladarla a San Rafael durante la madrugada de este domingo y permanece internada.

Comentarios