Primicias
Miércoles 26 de Octubre de 2011

Acusan a Alejandro Gravier de participar en un turbio negocio en Bariloche

El esposo de Valeria Mazza, Alejandro Gravier, habría participado en un intento de triangulación de tierras en Bariloche. Es decir, sería el inversor de una operación algo confusa, con la compra por más de un millón de dólares de 136 hectáreas que la Cooperativa Electricidad Bariloche (CEB) puso a la venta. Se avecina una nueva preocupación para el empresario.


El empresario y esposo de la modelo Valeria Mazza, Alejandro Gravier, habría sido uno de los inversores que financió la compra de las 136 hectáreas que, a fines de 2009, la Cooperativa de Electricidad Bariloche (CEB) sacó a la venta a un precio muy por debajo del dictado por el mercado de tierras.

Según consigna el Cronista Comercial, el operador inmobiliario, Alejandro Milhas, fue el primer comprador de las tierras que vendió la Cooperativa aunque finalmente rescindió ante la sospecha de un intento de triangulación, cuando el municipio ofreció comprarle las tierras, según explicó a ANB. Dijo que el Ejecutivo se interesó por los lotes a poco de la primera operación y no a fines de 2010 como justificó el Intendente Marcelo Cascón.
 
La cara visible de la operación de venta de las 136 hectáreas a un valor promedio de 8.000 dólares la hectárea y un monto global de 1,1 millón de dólares, fue el abogado Roberto Eiletz, aunque, sin embargo, los financistas serían Gravier y un grupo empresario local.

La vinculación entre Eiletz y Gravier fue confirmada por fuentes de la Cooperativa y el empresario Alejandro Milhas, quien participó en un comienzo en la operación.

El esposo de la modelo se mostró en varias oportunidades interesado en invertir en Bariloche, donde pasa habitualmente, junto con su familia, las vacaciones de invierno. Además de la mencionada operación de compra de tierras a la CEB en la ladera sur del Cerro Otto, Gravier selló en los últimos meses una una alianza con Félix Abánades, presidente del Grupo Rayet, empresa propietaria de la cadena de Hoteles Selenza, para expandir esa marca hotelera en Argentina, puntualmente en Bariloche y Mar del Plata, según informó en septiembre pasado el diario.

El matutino asegura que Gravier cerró dos acuerdos para instalar otros tantos Selenza en la Argentina, uno de ellos en esta ciudad donde ya están avanzadas las negociaciones tanto para la obtención de los respectivos permisos como para quedarse con la propiedad de los terrenos donde funcionarán estos hoteles.

Gravier llegó a la operación con la CEB a través de Eiletz, aunque no figura en ninguno de los documentos públicos a los que accedió este medio.


En tanto, no es la primera vez que el abogado Eiletz se involucra en negocios inmobiliarios. En septiembre de 2007 logró el mandamiento de posesión de una serie de valiosos lotes rematados, en 2005, en la Península San Pedro. En aquella oportunidad, los adquirió en nombre de la firma Gavenny Company -con domicilio fiscal en Uruguay- y en sociedad con el empresario Diego Fenoglio.

Alejandro Milhas no es un desconocido en el ámbito de los negocios inmobiliarios en la ciudad. A la habitual práctica de compra y venta de terrenos -con la correspondiente comisión por la gestión y la diferencia entre ambos montos-, sumó varios proyectos para, según explicó a ANB, mejorar la calidad de vida de los vecinos asentados en muchos de los terrenos que adquirió.

El empresario ya no reside en Bariloche, de donde partió criticando la imposibilidad de motorizar proyectos debido a la burocracia municipal, entre otros motivos.

Comentarios