Primicias
Miércoles 02 de Noviembre de 2011

Adabel Guerrero, destrozada por los dichos de su hermano

Esta tarde, Emiliano Guerrero, hermano de la bailarina Adabel Guerrero, pasó por el piso de Intrusos y abrió fuego contra la morocha, disparando todo tipo de acusaciones que fueron desde la droga hasta la prostitución. Más tarde, la participante de Bailando 2011, se mostró acongojada en un ciclo televisivo a raíz de las declaraciones del el ex presidiario quien, según ella, sólo quiere 50.000 dólares a cambio de dejarla en paz.

Esta tarde, en Intrusos, estuvo Emiliano Guerrero, el hermano de Adabel, quien tuvo dichos muy fuertes sobre su hermana: marihuana, cocaína, prostitución, entre otros, fueron los temas que salió decidido a contar el ex presidiario.

Fui preso por robo de autos, pero mi hermana nunca me ayudó. Ustedes piensan una cosa y es otra. ¿No vieron la mirada fría que tiene? Ella también cometió delitos, pasa que no tuvo la mala suerte de ir a la cárcel como yo. Me traía bolsas de cocaína para cubrir al novio, disparó Emiliano.

Pero Emiliano, quien salió de Intrusos y se fue a Infama para seguir su campaña en pos de defenestrar a Adabel, se mostró irónico y algo aturdido cuando en el programa de Santiago del Moro admitió que para vivir, necesita al menos, contar con 3.000 pesos por día ara mantener su antigua vida.

Mientras tanto, en otro canal, Adabel Guerrero pasaba por una crisis de llanto y no entendía el porqué de las acusaciones de Emiliano, quien, según ella, es un enfermo y sólo quiere dinero.

"Lo que más me da tristeza es verlo a mi hermano ahí, pero yo lo voy a perdonar porque es mi hermano y tengo un amor incondicional. Me viene amenazando hace rato que va a salir a hablar si no le doy 50 mil dólares.

Él dice que yo no lo iba a ver a la cárcel, pero tengo acá la lista de cosas que me pedía, las cosas que están tachadas son las que le llevé. Revistas, videos pornográficos, video reproductora de tal marca y si no, no, mochila, zapatillas Adidas….

Lo he ido a ver a reformatorios cuando era menor, a la cárcel, a un centro de rehabilitación y me contaba cómo se drogaban más adentro que afuera. También lo fui a visitar muchísimas veces a la cárcel. Le encanta matarse a trompadas por la calle, es violento, es agresivo….

¿Cómo terminará esta historia entre Adabel Guerrero y su problemático hermanito?

 


 

Comentarios