Mundo
Sábado 28 de Noviembre de 2015

Admitieron la presencia de arsénico y plomo en un gran río de Brasil devastado por un deslave

¿Tóxico o no? Vale admitió el viernes la presencia de plomo y arsénico en el segundo mayor río de Brasil, devastado por un deslave minero, pero negó que el barro sea tóxico como dice la ONU y aseguró que los metales ya estaban en el río.
Análisis oficiales identificaron "plomo, arsénico, níquel y cromo" en varios puntos del río Doce, cuya cuenca fue inundada por un torrente de fango y desechos mineros tras la súbita ruptura de un embalse el 5 de noviembre, dijo Vania Somaville, la directora de Recursos Humanos, Salud y Seguridad de la minera Vale, en una conferencia de prensa.
Directivos de Vale, la mayor exportadora de Brasil, negaron no obstante que el torrente de lodo que se tragó un pueblo entero, dejó 13 muertos y una decena de desaparecidos y contaminó toda la fauna y la flora del río sea tóxico.
Cientos de miles de personas dependían de ese cauce para abastecerse de agua. Según Somaville, los metales ya estaban en el lecho o en las márgenes del río, donde están asentadas 228 ciudades, y fueron removidos por el torrente fangoso.
"La buena noticia es que estos materiales no se disolvieron en el agua", no modificaron el nivel de acidez del agua (PH) y están reduciéndose al pasar los días, añadió.
Expertos de la ONU denunciaron esta semana que la masa viscosa de 50 millones de m3 de fango y residuos de la extracción de mineral de hierro que recorrió 650 km por el sureste de Brasil hasta llegar al océano Atlántico "arrojó altos niveles de metales pesados tóxicos y otros productos químicos tóxicos en el río Doce".
El embalse era de Samarco, una minera brasileña propiedad a partes iguales de Vale y de la anglo-australiana BHP Billiton.


Fondo "voluntario"
El presidente de Vale, Murilo Ferreira, anunció este viernes la creación de un gran fondo voluntario para recuperar el río, en el que participarán las tres mineras. Su valor total aún no ha sido establecido.
"Será un fondo voluntario, un fondo a largo plazo (...) auditado por empresas internacionales" en el que participarán también entidades gubernamentales y no gubernamentales, del sector público y privado, dijo Ferreira.
El presidente de Vale fue criticado por responder de manera tardía a la tragedia. El primer comunicado tras el desastre había informado que Vale era simplemente accionista de Samarco.
"El desastre ha sido extremadamente doloroso para mí y para todo el directorio" de Vale, sostuvo este viernes Ferreira, en un momento con los ojos enrojecidos.
"Tengo el alma triste y consternada" por las víctimas y "estamos muy preocupados porque existen 5.200 personas que no saben qué les depara el futuro", afirmó en referencia a los empleados directos e indirectos de Samarco en la zona.
Las operaciones de la minera han sido suspendidas hasta que concluya la investigación sobre las causas de la tragedia. 


Competidoras 
Ferreira y otros directivos de Vale dijeron que las leyes antimonopolio de la Unión Europea -uno de los destinos de las exportaciones de Vale y Samarco- les ordenan mantenerse alejados de la gestión de ese joint-venture, ya que ambas producen pelotas de hierro y el bloque las considera competidoras.
"En cuatro años nunca fui a las oficinas de Samarco en Mariana, no las conocía (...) No sabemos quiénes son sus clientes ni sus precios. No tenemos una interferencia directa en Samarco porque no podemos", sostuvo, deslindando toda responsabilidad directa en el desastre.
El número uno de Vale recordó que dos días después de la ruptura del embalse, viajó a la cercana ciudad de Mariana (Minas Gerais, sureste) y decidió que la empresa ayudase a Samarco en la atención humanitaria a las víctimas como manera de mostrar "solidaridad".
Vale solo tiene una "responsabilidad subsidiaria" con Samarco, lo cual implica que si la décima exportadora de Brasil no pudiese pagar sus deudas, sus accionistas (Vale y BHP) deberán asumirlas, explicó Clovis Torres, director jurídico de Vale.
"Samarco es una empresa grande, tiene recursos para pagar eventuales daños. Nosotros como accionistas intentamos entender lo que pasó", agregó.
Fuente: NA

Comentarios