Economía
Viernes 01 de Mayo de 2015

Advierten que el costo del gas afectará exportaciones y puestos de trabajo de los secaderos

La entidad de agrupa a los exportadores locales advirtió sobre una medida nacional que obliga a las industrias a comprar el fluido en boca de pozo a precio dolarizado, lo que incrementa sus costos y pone en riesgo a las industrias. Se suman al alerta dado por el empresariado de Alvear.

La Cámara de Comercio Exterior de Cuyo advirtió a través de un informe que disposiciones nacionales que modificaron la forma de contratar gas perjudica a la agroindustria del Sur mendocino, especialmente a los secadores que tienen al fluido como principal insumo para deshidratar a las circuelas y que viven una situación complicada desde antes por la degradación de las condiciones económicas.
Desde la entidad explicaron que un decreto del gobierno nacional y dos resoluciones de la Secretaría de Energía “obliga a las empresas con consumos anuales superiores a 180.000 metros cúbicos de gas natural a realizar la contratación del mismo en boca de pozo. Lo que implica un cambio absoluto de condiciones y precios, ya que se modifica la tarifa de pesos a dólares y además se sufriría un aumento de la misma de aproximadamente un 500 a un 800%, según sean meses de verano o invierno”.
Señalaron además que “este nuevo sistema de contratación no tienen ninguna relación con el producido, la rentabilidad y volumen operativo comercial de las empresas agroindustriales” y ya es “imposible recargar mayores gastos a los costos de industrialización o elaboración de materias primas”
Consideraron que esta situación también hace perder competitividad frente a Chile, el otro país productor de ciruelas desecadas del Hemisferio Sur, quien no tiene que pagar aranceles en los países a los que exportar Mendoza, mientras que desde el lado de Argentina “se afronta el pago de las retenciones a la exportación, la demora en el cobro de los reintegros y el incremento de los costos internos”, especialmente del transporte dentro del país.
“A modo de ejemplo, un industrial chileno paga entre 300 y 400 dólares por contenedor para llegar a puerto, mientras que un industrial mendocino debe abonar aproximadamente la suma de 2.550 dólares por contenedor para embarcar en Buenos Aires o para salir vía Pacífico”.
En el informe ejemplificaron que la aplicación de las nuevas tarifas dolarizadas en la elaboración de ciruelas deshidratadas sin carozo “tiene una incidencia de  aproximadamente u$s100/tonelada, es decir de u$s1/caja de 10 kilos”.
Y concluyeron que “de continuar con el sistema impuesto de contratación de gas natural en boca de pozo, indefectiblemente agravara aún más la perdida de mercados por falta de competitividad, afectando en forma directa la mano de obra contratada y aumentando el riesgo del cierre de más establecimientos”, teniendo en cuenta que el sector “ocupa el 10% de la mano de obra temporal de la provincia y el 27% del área cultivada de frutales de la provincia de Mendoza”.

Comentarios