Política
Jueves 27 de Octubre de 2011

Advirtieron que en el gobierno de "Paco" Pérez la duda es La Cámpora

Aún se desconoce qué carteras y áreas estarán dirigidas por la agrupación. Desde el PJ dan a entender que las dos bancas, una provincial y otra nacional, son suficientes, pero la última palabra la tendrá el gobernador electo.

Por Javier Polvani

¿Qué va a pedir La Cámpora? Esa es la incógnita que ronda en el peronismo mendocino que espera el regreso de Francisco “Paco” Pérez de sus vacaciones para dirimir cómo se reacomoda el poder interno dentro de la conformación del gabinete de ministros de la administración que asumiría el 9 de diciembre, si no hay cambios protocolares. Para muchos en la interna partidaria, la agrupación K ya fue reconocida con dos bancas en la Legislatura y una en el Congreso pero Pérez tiene la última palabra.

Se supone, que por la emblemática agrupación la negociación la llevará adelante el líder nacional del grupo, Andrés Cuervo Larroque, a quien el vice, Carlos Ciurca, le tiró un balde de hielo sobre la estrategia expansiva en Mendoza de La Cámpora en la primera declaración pública que hizo después de ser electo.

Por lo demás, las aguas están calmas en la interna peronista. A los ministros los va a elegir Pérez en acuerdo con Ciurca, aseguró una alta fuente partidaria con peso territorial importante. “El Paco va a escuchar, por eso no existe la histeria de otras transiciones”, advirtió el dirigente. Un intendente del gran Mendoza reelecto el domingo planteó la óptica generalizada entre los caciques peronistas -10 reelectos y 2 flamantes- respecto a la conformación del gabinete.

“Yo pretende influir en las áreas de gestión que involucran a mi Municipio, mucho más que tener un ministro”, sostuvo el jefe comunal. Hay dos carteras (serían tres en la gestión Pérez) en las que tienen interés casi todos los intendentes: Desarrollo Social e Infraestructura (tanto en Obras como en Servicios, públicos, como aparentemente será la denominación de dos carteras diferentes en el gobierno que viene). El Instituto Provincial de la Vivienda y el Departamento General de Irrigación son otros dos organismos en los que los jefes comunales tienen puesta la vista, no sólo para ver si pueden influir en la designación de los titulares, sino que se conforman con tener gente de confianza en los directorios o demás cargos ejecutivos.

Los jóvenes militantes de La Cámpora, agrupación apadrinada por Máximo Kirchner, ya sentaron su intención de participar en el gabinete durante la campaña electoral y después del triunfo electoral del Frente para la Victoria se reunieron con Jorge Tanús, presidente de la Cámara de Diputados, uno de los escenarios que verá debutar a dos camporistas en la arena legislativa.

“Hay que ver para qué están preparados”, se limitó a decir Tanús cuando se le preguntó si ya estaba definido a qué comisiones y en qué calidad irán Lucas Ilardo y Marina Femenía, los integrantes de la agrupación que ganaron bancas en la Legislatura el domingo pasado. “Se llevaron información y volveremos a juntarnos”, dijo el titular de Diputados.

“Ellos están para Cultura y Turismo, áreas que a nosotros no nos interesan”, se diferenció un miembro de la Comisión Directiva de la CGT para desmentir que los viejos zorros de la conducción de la central obrera estén disputando espacios internos en el Partido Justicialista con los jóvenes militantes de La Cámpora. La CGT ya le planteó al gobernador electo, unos días antes de las elecciones, que pretende ser parte de las gestiones de los ministerios de Obras, Servicios y Gobierno, entre otras áreas para las que dice el movimiento obrero tener políticas y hombres para ejecutarlas.

Sino le dan un Ministerio, la CGT no va a romper con el Gobierno, la expectativa real apunta a copar espacios intermedios de las estructuras ministeriales sino se puede encabezar.
 

Comentarios