Economía
Jueves 10 de Marzo de 2016

Afip cree que la mitad de los monotributistas factura de más

La Administración Federal de Impuestos (Afip) sospecha que emiten más facturas que lo permitido por la categoría, tras detectar casos de “enanismo fiscal”.

La Afip (Administración Federal de Impuestos) inició una revisión de los monotributistas que vienen facturando más de lo permitido por la categoría en la que se encuentran encuadrados, tras detectar cientos de casos de “enanismo fiscal”.
  “Estamos revisando la situación porque hay muchos casos de lo que nosotros consideramos enanismo fiscal”, dijo a NA una alta fuente del organismo recaudador que desde diciembre pasado conduce Alberto Abad.
  Las sospechas de la AFIP indican que aproximadamente el 50 por ciento de los 2,2 millones de monotributistas estarían facturando más de lo permitido en la categoría en la que cada uno está inscripto.
  De la mano de la revisión podrían venir una modificación del Régimen de Promoción para Trabajadores Independientes, con el objetivo de simplificarlo para hacerlo más ágil y claro, con la idea de que sea más sencillo para que los contribuyentes se autocontrolen.
  Al hablar en el ciclo de actualidad tributaria del Concejo Profesional de Ciencias Económicas de la Caba, Abad dijo que el régimen de monotributo “de simplificado no tiene nada”, por lo que dejó abierta la puerta a futuros cambios.
  Para Abad, “algo huele mal” porque el 50 por ciento de los inscriptos en este régimen impositivo están en las categorías B, C y D, que son las más bajas con facturación 48 mil, 72 mil y 96 mil pesos anuales, respectivamente.
  En paralelo, el gobierno viene trabajando en el proyecto para ampliar la cobertura de la Asignación Universal por Hijo a los monotributistas, con el objetivo de que se aplique este año, según lo anticipado por la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

Amnistía fiscal. La Afip no descarta en el futuro implementar un programa de regularización tributaria, lo que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) denomina como una amnistía fiscal global.
  Pero en la actualidad, el director de la Afip, Alberto Abad, y sus colaboradores no están trabajando en una iniciativa en ese sentido: “Que la posibilidad esté abierta no quiere decir que se este diseñando algún tipo de amnistía. No estamos trabajando en nada de eso”, dijo la fuente consultada.
  Son 47 los países monitoreados por la Ocde en los cuales está activo un programa temporal o estructural de amnistías fiscales o regularizaciones voluntarias de capitales que están en el extranjero.
  Cada país tiene sus peculiaridades y características pero todas tienen un único objetivo, la lucha contra la evasión fiscal.
  Esas iniciativas se complementan con los más de 500 acuerdos de intercambio de información fiscal celebrados entre países que han sido promovidos por la Ocde, entre los que se encuentra la Argentina.
  Esos acuerdos se lanzan con la idea de estimular el cumplimiento y regularización voluntaria con el incentivo para los contribuyentes de evitar las consecuencias sancionatorias del intercambio de información.
  Argentina tiene firmados acuerdos de Cooperación y Asistencia Mutua en materia impositiva y aduanera con países como Aruba, Azerbaiyán, Bahamas, Bermudas, China, Costa Rica, Ecuador, España, Italia, Isla de Man, India, Islas Caimán, Macedonia, Sudáfrica y Uruguay, entre otros.

Aval al puerta a puerta

El gobierno rehabilitará la posibilidad de recibir puerta a puerta las compras en el exterior, una de las modalidades que había sido limitada en el marco de la vigencia del control cambiario y del mantenimiento del saldo favorable al país en la balanza de pagos.
  Así lo adelantó ayer el jefe de la Afip (Administración Federal de Impuestos), Alberto Abad, al sostener que “se autorizará el courier, o servicio puerta a puerta, para evitar esas colas infames que debe hacer la gente”.
  Abad sostuvo que “quien compra un libro para alguien que está estudiando o que quiere leer un buen libro debe pasarse dos horas ahí cerca del puerto, en la Aduana, para que se lo den. Una cosa kafkiana”, en declaraciones formuladas en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, de Buenos Aires.

Industria nacional. En el marco de restricciones a las compras en el exterior para proteger la industria nacional y las fuentes de trabajo se había incrementado la compra de productos en sitios web, por lo que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner amplió las restricciones limitando la entrega puerta a puerta a un tope de 25 dólares por año. Así, “la mayoría de las compras por ahora hay que ir a buscarlas a la Aduana, lo cual genera todo tipo de demoras y abusos”, según la óptica de Abad.
 

Comentarios