La provincia
Martes 09 de Febrero de 2016

Afirman que este miércoles quedará listo el puente Bailey en la ruta 7

Se trata de una estructura desmontable para casos de emergencia que llegó desde Entre Ríos el sábado pasado. Galería de fotos.

Este miércoles quedará listo de forma definitiva el by pass sobre la ruta 7, entre Potrerillos y Uspallata.
Lo que concluirá la obra será la habilitación del puente de emergencia que llegó desde Entre Ríos, que se sumará al terraplén por donde hoy circulan los vehículos. Esto permitirá el paso permanente en ambos sentidos mientras el tiempo acompañe, y garantizará por lo menos una vía de circulación en caso de que caiga una tormenta intensa.
Aunque el desvío provisorio se habilitó el martes de la semana pasada, al día siguiente del derrumbe del puente, hasta este martes sólo hay un terraplén por el que circulan tanto los autos que van a Chile como los que vienen a Mendoza. Por eso es que Gendarmería debe ordenar el tránsito, es que cuando el volumen de rodados es grande se producen demoras de hasta una hora.
Una vez que el puente Bailey esté a punto quedarán en funcionamiento dos carriles y eso descongestionará el tránsito en la zona. Esto será así siempre y cuando no caigan tormentas que acumulen mucha agua, porque en ese caso colapsaría el terraplén montado sobre el arroyo El Tigre, y paralizaría una de las dos vías.
Si el tiempo juega una mala pasada, y eso pasa, no habrá problemas con el nuevo puente, con lo cual siempre habrá una vía habilitada. De ahí la importancia del puente Bailey.
Sobre el puente de emergencias
El puente Bailey llegó finalmente el sábado, el domingo empezaron los trabajos y este lunes comenzó a montarse. El ingeniero Marcelo Franciosi, jefe de Mantenimiento del 4° distrito de Vialidad Nacional, informó que este miércoles estará habilitado.
La estructura desmontable tiene un poco más de 4 metros de ancho, 40 metros de largo y resiste 45 toneladas. Un camión promedio tiene un ancho promedio de 2,6 metros, pero algunos llegan a medir 4 metros, por lo que este puente está preparado para admitir todo tipo de rodado que viaje entre Chile y Mendoza.
En el segundo carril que se está haciendo en el desvío, por donde irá el puente, se colocarán dos alcantarillas que servirán para evitar que una virtual tormenta bloqueé esa vía.
Para todas estas tareas están involucradas más de 20 personas, entre maquinistas, personal de Vialidad, y especialistas en puentes, explicó Franciosi.
Entre sábado y domingo cruzaron por allí más de 20.000 personas, y para hoy esperan mucho movimiento, por lo que Franciosi sugirió mucha paciencia porque va a haber demoras indefectiblemente.
El desvío en su totalidad abarca unos 2.000 metros y desde que se habilitó se ha podido transitar con cualquier rodado, ya que no hubo más que una llovizna la semana pasada.
¿Qué pasó?
El lunes pasado tres aludes, el más grande de ellos encausado por el Arroyo El Tigre, destruyeron la estructura de un puente de la ruta 7 y dejaron un socavón de unos 10 metros de profundidad.
En ese momento más de 200 vehículos quedaron varados sobre el camino y quienes retornaban de Chile a Mendoza tuvieron que tomar caminos alternativos.
Inmediatamente Vialidad nacional empezó a trabajar en la zona y al día siguiente, es decir, el martes, quedó habilitado un desvío provisorio tras el construcción de un terraplén.
Fuente: Diario UNO de Mendoza

Comentarios