Mendoza
Viernes 07 de Octubre de 2016

Afirman que reforzarán el paso a Chile, pero las esperas serán largas

Desde el Gobierno confirmaron que la demora para cruzar el túnel Cristo Redentor será de tres a cuatro horas.

Se viene otro fin de semana largo, nada más y nada menos que a principios de mes, con sueldos aún frescos o lo que queda de ellos en los bolsillos. Otra oportunidad para que los que pueden intenten cruzar a Chile a la actividad que está de moda: comprar lo que sea, sobre todo televisores, porque allá todo está mucho más barato.

Sin embargo, como se ha repetido durante todo el año, pasar el túnel Cristo Redentor tendrá un alto precio en horas de viaje.

Y aunque el paso a Chile ya está con su horario de verano, abierto las 24 horas y será reforzado en horario nocturno para este fin de semana largo, elevando la cantidad de cabinas de atención a cinco en total, igualmente habrá demoras.

"La espera rondará entre las 3 y 4 horas", sentenció con dolorosa franqueza Néstor Majul, coordinador del corredor internacional por Mendoza.

El Gobierno mendocino espera cuatro días ajetreados en el cruce, con una masiva afluencia de viajeros que según Majul "rondará entre las 30 mil y 35 mil personas".

El funcionario confirmó que el refuerzo nocturno, horario que en día de semana o fuera de los fines de semana largos opera con apenas una cabina para atender trámites aduaneros y migratorios, no será reforzado en las horas de sol.

"En el día van a continuar las siete cabinas de atención que hay ahora, no se sumará ninguna".
Explicó una vez más que el paso padece hoy problemas estructurales propios del crecimiento de la demanda: "Es el mismo de hace 20 años pero ahora cruza muchísima más gente que antes".

De hecho las autoridades aduaneras calculan un aumento del 200%.

Las inversiones para mejorar el paso internacional ya están formuladas pero aún no se han puesto en marcha.

Chile continúa con la construcción y ampliación del nuevo complejo Los Libertadores a mediano plazo y la Argentina ya presentó un proyecto, confirmó Majul, para ampliar el complejo de Horcones, iniciativa que aún no tiene fecha cierta de concretarse.

El funcionario señaló que calculan para este fin de semana que cruzarán unos 2 mil vehículos por día y recordó que a los trámites de rigor y las habituales revisiones se les suman en su gran mayoría el pago de las franquicias de lo que se trae desde Chile.

"La gente compra y el 80% supera la franquicia libre de impuestos de U$S150 por persona", explicó.

Eso genera que el viajero deba mostrar el producto, la boleta, llenar el formulario correspondiente y pagar la diferencia impositiva. Así la demora es mayor y la fluidez del paso internacional se ve afectada.

Desde el Gobierno recalcaron que el movimiento será propio de temporada alta y que habrá que tener paciencia.

Más cabinas a partir del 1 de diciembre
A partir del 7 de noviembre Argentina y Chile pondrán en marcha un plan de contingencia para el paso Los Libertadores que se irá reforzando y que quedará totalmente montado desde el 1 de diciembre.

Ese día se dará por iniciada la temporada alta de verano y Chile pondrá a pleno su atención de frontera.

En un acuerdo ya pactado con nuestro país y con el gobierno de Mendoza, operarán a partir de diciembre 16 cabinas de atención entre las 6 y las 20; 10 cabinas de 20 a 24 y 5 cabinas desde la 0 hasta las 6.

El esquema funcionará del mismo modo de ambos lados de la cordillera para no desequilibrar el flujo de vehículos.

De este modo se espera agilizar el tránsito, aunque la prueba de fuego será sin duda en enero.

-Valor tope. La reglamentación indica que lo que se adquiera fuera del país no puede superar un valor de U$S150 por persona vía terrestre y U$S300 por persona vía aérea.
-Fines. La mercadería debe ser para uso personal y no comercial. Está prohibido el ingreso de repuestos de vehículos y productos tachados por razones de seguridad, defensa, salud pública, sanidad animal o vegetal entre otros.

Comentarios