Más noticias
Sábado 07 de Febrero de 2015

Al avión caído en Taiwán le fallaron los dos motores

No se conoce aún la causa de la avería que causó la muerte de al menos 35 personas. Siguen buscando a ocho pasajeros desaparecidos

Los dos motores del avión ATR 72-600 de la compañía TransAsia que se estrelló el miércoles en un río de Taiwán matando a 35 personas fallaron antes del accidente, indicó ayer el consejo de seguridad aérea.

   “Teniendo en cuenta los datos de los que disponemos vemos que durante un período los dos motores no tenían propulsión”, dijo Thomas Wang, el director de la Aviation Safety Council que investiga las causas del accidente.

   Durante el breve despegue de 3, 27 minutos del vuelo 235 de TransAsia “el motor derecho se encendió y provocó una alarma en la cabina. El motor izquierdo se apagó automáticamente y el piloto intentó volverlo a poner en marcha pero no lo consiguió”, dijo Wang.

   El aparato de TransAsia se estrelló poco después de despegar del aeropuerto de Songshan, en Taipei, y chocó contra una autopista elevada antes de caer en el río Keelung.

   Quince personas sobrevivieron al accidente y los socorristas todavía siguen buscando a ocho desaparecidos.

   El accidente de este avión que cubría una ruta doméstica entre Taipei y la isla de Kinmen, es el segundo accidente mortal de TransAsia tras otro ocurrido en julio pasado, en el que murieron 48 personas.
  El siniestro fue registrado en un impactante video muestra al avión muy escorado y rozando el puente de una autopista con el ala izquierda antes de precipitarse al río Keelung.

   La alarma del avión derecho empezó a sonar 37 segundos después del despegue, dijo Wang. Sin embargo, los datos señalan que no se había apagado, ni “quemado”, como dijo el piloto a la torre de control, sino que había pasado a modo de reposo.

   Unos 46 segundos más tarde se apagó el motor izquierdo, al parecer por orden de uno de los pilotos, de modo que ninguno de los dos estaba en marcha. Se intentó un reinicio, pero el avión se estrelló 72 segundos después.

   Wang dijo que es pronto para tener conclusiones sobre por qué dejaron de funcionar los motores.

   No está claro por qué se apagó el segundo motor, dado que el avión podía volar con uno solo. Varios sitios web sobre aviación, como Flightradar24, plantearon que quizá los pilotos apagaron el motor erróneo al intentar reiniciarlo.

   Los pilotos podrían haber desviado de forma deliberada al avión alejándolo de los edificios en los últimos momentos antes de estrellarse.

   “Cuando estuvo claro que su vida iba a terminar, manejó de forma meticulosa el sistema de vuelo y en los momentos finales aún quiso controlar el avión para evitar dañar a los residentes en las comunidades residenciales”, señaló Wu.

   El piloto Liao Chien-tsung, de 42 años, considerado como un héroe por sus acciones en los últimos momentos del vuelo, aún estaba aferrado al timón del avión cuando su cadáver fue hallado en el interior de la cabina.

   Los cadáveres de Liao y su copiloto se retiraron de la cabina del ATR 72-600 casi nuevo todavía aferrados al timón y con las piernas muy fracturadas, dijeron los investigadores.

Comentarios