Deportes
Lunes 09 de Febrero de 2015

Al fin empieza la cuenta regresiva

La pelota vuelve a rodar en serio el viernes y la expectativa viene en aumento. El torneo argentino con 30 equipos llega con muchas incógnitas.

¿Qué futbolero no empezará esta semana con una sensación especial? Es que en apenas 4 días empieza a rodar la pelota en serio.

Y más allá de que hubo algunos "calmantes" de verano, como copas de aquí y de allá, de gran y dudoso valor, lo que moviliza de verdad es un fin de semana completo de fóbal. Que como a la vieja usanza comenzará un viernes y terminará en lunes. Y que tendrá el atractivo, guste o no, se esté de acuerdo o no, de ver qué pasa con un campeonato único en la historia argentina, sin dudas más federal que nunca pero tremendamente poco práctico para desarrollarlo y que muchos quisieron voltear antes de empezar a jugarlo.

Curiosamente, los mismos que lo habían aprobado meses antes. Además, para el rosarino en particular, la espera será breve porque Rosario Central no lo inaugurará (ante Racing, a las 20.10, después de Vélez-Aldosivi) pero casi, ya que la agenda marcará que será el segundo encuentro y Newell's debutará el sábado ante Independiente en el bautizado campeonato de Primera División Julio Humberto Grondona. Otro nombre no podía tener, claro.

Por supuesto, el pueblo futbolero de la Chicago Argentina estará pendiente de lo que pase con los renovados Central y Newell's, que empiezan un camino muy distinto al que venían transitando casi como una marca registrada, al punto de que entonces podía hablarse de proyecto a largo plazo (ver páginas 4 y 5). Pero en el país entero se intuye una expectativa renovada, que deviene de cuando se siembran incógnitas. Y hay muchas.

¿Los nuevos equipos, sobre todo los novatos como Crucero del Norte de Misiones y Aldosivi de Mar del Plata, y los casi, como Sarmiento de Junín o Temperléy (así, con tilde en la última "e", como se lo llama en la tribuna), estarán a la altura? ¿Los equipos grandes realmente la tendrán fácil ante estos rivales, sobre todo de visitantes? ¿Las protestas sobre la confección de un fixture que no prevé partidos de ida y vuelta porque sería imposible, seguirán con el torneo en marcha? ¿Será realmente atrapante?

Los torneos cortos fueron hechos para estimular la expectativa, de clubes e hinchas, y permitió que equipos de sólo buenas rachas se consagraran. Hubo dos campeones por año y hasta se llegó al ridículo de tener 3, como en la temporada 2012/13, con una estrella para Vélez por sólo haber ganado un partido final. Ahora que además se vuelve a un calendario anual como no ocurría desde 1984, ¿se aguantarán todos que haya un solo campeón por año? Eso sí, el que lo logre podrá ufanarse de que lo hizo nada menos que ante 29 rivales, pero también se dirá con razón que sólo se agregaron más equipos pero que, como aquellos disputados durante tres décadas, no tendrán el mérito de hacerlo valer jugando contra cada uno en una y otra cancha. Excepto por los clásicos, que sí tendrán revancha, porque eso sí hubiera sido imposible de digerir.

Tan irreal parece la escena después de que la AFA de Grondona acostumbró a todo el mundo a los éxitos rápidos (y en muchos casos pasajeros) que este cambio sustancial impulsado por el gobierno nacional y llevado a cabo por el fallecido ex dirigente traerá aparejado el regreso de otra costumbre futbolera argentina: el Prode, que precisamente será presentado hoy (ver página 2) en la sede afista de calle Viamonte.

Ya habían empezado los repechajes coperos de la Libertadores con Huracán y Estudiantes , esta Recopa Sudamericana que juegan River y San Lorenzo de valor relativo, y antes hasta un desempate insólito entre Boca y Vélez para definir un cupo para los grupos de la primera de ellas. Y por supuesto, los clásicos amistosos de verano que esta vez encontraron resultados increíbles. Pero nada se compara con los partidos del fútbol argentino por los porotos, que empachará de redonda a los fanáticos que lo miran por TV y promete ahondar divisiones en parejas que pelean por las horas de esparcimiento frente a la pantalla chica, más cuando los típicos rellenos se jueguen los lunes. "Querido (o querida, ¿por qué no?), ¿podés dejar de mirar Defensa-Temperley y me ayudás a pintar la pieza del nene?". Una buena para ellos y ellas: no tendrán que soportar el empate de Ferro y de Platense 0 a 0, porque siguen en el ascenso y en categorías distintas.

 

Fuente: Diario La Capital (Rosario)

Comentarios