Más noticias
Viernes 11 de Noviembre de 2011

Al final, el 11/11/11 sólo hubo reuniones y mucha meditación

Algunos aprovecharon la fecha, que se da cada cien años, para pedir por la paz; otros, más apocalípticos, hablan del fin del mundo. Hay quienes se casaron.

En medio de un día peculiar y ante la expectativa generada por la coincidencia de darse el día 11 del mes del mismo número y del año 2011, numerosos grupos de personas se congregaron en diferentes puntos del país ante augurios como la llegada del fin del mundo o bien de buena suerte.

También fueron repetidas en distintas ciudades las concentraciones de grupos para meditar pidiendo por "la paz" o por "un mundo con más amor", de acuerdo con las convocatorias.

Para los amantes de los juegos de azar, en la Quiniela Nacional la mitad de las apuestas fueron para el 11 en sus distintas modalidades de juego (2011, 1111, 011, 111 y 11), según informaron desde la Lotería Nacional, mientras que en la Provincia hubo un 20 por ciento que se inclinó por este número.

Además, voceros del Instituto Provincial de Lotería y Casinos de la Provincia de Buenos Aires indicaron que en ese distrito se registró un aumento de 42 por ciento en las jugadas respecto al jueves.

En todo el mundo las aguas estaban dividas entre quienes aseguraban que este día, en cuanto a la coincidencia numérica y al hecho de que se da cada 100 años, podía marcar la llegada del "fin del mundo" y el "armageddon", y otros que sostenían que podía ser de buena suerte.

En la Argentina, los creyentes de una u otra postura se sumaron a actividades para celebrar el día "místico", y sobre el cual se hicieron y se seguían haciendo muchas especulaciones, por la supuesta coincidencia de los astros.

En una fecha tan mística, donde algunos afirman que se produce un cambio de energía, muchas parejas eligieron este día para contraer matrimonio.

El director general del Centro de Gestión y Participación Comunitaria número 11, Carlos Guzzini, presenció el casamiento de Hector Clar (compañero del CGPC) con Raquel Bastiani, que se produjo a las 11:00.

Como para completar las coincidencias con este número "apocalíptico", a las 11:11 contrajeron matrimonio Aníbal Ezequiel Benedetti, de 28 años, y María Inés Lloret, de 23, mientras que a las 13:00 se produjo el enlace número 11 , entre Sebastián Mario Martín y Paula Mercedes Spano, de 29 y 27 años respectivamente.

Por otra parte, en la ciudad cordobesa de Capilla del Monte, miles de personas se convocaron para celebrar las supuestas connotaciones místicas que arroja el día y las cuales estarían vinculadas con las actividades de la galaxia.

En el famoso cerro Uritorco se reunieron cerca de 4.000 personas, pero también en Buenos Aires, en puntos clave como el Obelisco o el Planetario, hubo concentraciones de los "creyentes" de la casualidad numérica y de la confabulación de los astros.

Varios seguidores de los astros y este día que creen especial se convocaron en el Obelisco, en ese caso para celebrar "un latido común", según señalaron en la convocatoria.

Allí coincidieron en señalar que lejos de las posturas apocalípticas que enarbolaban otros, ellos entendían que la fecha expresaba buenos augurios de "amor, paz y un mundo mejor".

 

FUENTE: Noticias Argentinas
 

Comentarios