Mendoza
Viernes 11 de Noviembre de 2016

"Al verme en el piso mi nene le dijo a su hermano 'papá mató a la mamá'"

Lo reveló a Diario UNO Belén Valeria Ramírez (23), al referirse al día que su ex pareja le pegó un ladrillazo en la cabeza.

"Cuando mi nene de 4 años me vio ensangrentada en el piso fue donde estaba el más chiquito de 2 y le dijo: el papá mató a la mamá".

Así comenzó a relatar su dolorosa vivencia Belén Valeria Ramírez (23), cuya ex pareja y padre de sus hijos, Osvaldo Omar Cabrera (34), fue detenido ayer por violencia de género y amenazas.

El hombre se mantuvo prófugo más de 60 días y ahora está en un calabozo de la Comisaría Novena de Guaymallén por orden del fiscal Tomás Guevara.

Ya tenía en su contra siete denuncias en la Oficina Fiscal 8 de San José que le hizo su ex mujer, a quien en reiteradas ocasiones no sólo la amenazó verbalmente sino que también la atacó físicamente.

"Era extremadamente posesivo y me controlaba todo, hasta la plata", contó la joven a Diario UNO en su casa de Guaymallén. Hasta ayer, allí,y durante el tiempo que él estaba prófugo, había una consigna policial para salvaguardar su integridad y la de sus hijos, debido a la peligrosidad del sujeto.

Valeria –como la llaman– recordó que Cabrera empezó a trabajar el último año en la Feria de Guaymallén, pero antes "lo hacía un día sí, otro no, de modo que prácticamente a mis hijos los mantenían mis abuelos".

Respecto a cómo se siente ahora que él está finalmente detenido expresó: "No muy tranquila, porque es un bipolar e incluso su familia vive acá cerca y podría tomar venganza por mi denuncia. Pero confieso que siempre le tuve mucho miedo. Es más: el consumía cocaína y se ponía como loco, incluso delante de los nenes. Yo no sabía cómo calmarlo porque sospechaba que podía ser capaz de todo. Por eso duré tanto tiempo a su lado, no sabía qué hacer. Además, yo pensaba en los chicos, que a él no le importaban porque no los mantenía". Y prosiguió: "A veces tenía actitudes demenciales a tal punto que una vez, ya separados , me traía flores o CD para demostrarme que había cambiado. Pero no era así. Volvía a las andanzas una y otra vez".

"El 4 de septiembre –contó– discutimos en la puerta de casa y me dio un ladrillazo en la cabeza que me dejó tirada sangrando en el piso, pero previo a eso me pegó muchas trompadas en distintas partes del cuerpo. Fue entonces cuando mi nene de tan sólo 4 años me vio así, fue corriendo hasta donde estaba su hermanito y le dijo 'el papá mató a la mamá'. Piense lo que puede ser para un niño ver algo semejante".

A todo esto el hombre tenía prohibición de acercamiento al hogar, la que violó sistemáticamente. La joven tiene el rostro desencajado al recordar vivencias tan negativas: "Yo tenía miedo hasta de ir con mis hijos a la plaza. Ni eso podía disfrutar por temor de que él apareciera y nos hiciera algo malo. Y todo porque es impredecible".

Sigue en el calabozo de la Comisaría Novena
Luego de varios días de búsqueda, finalmente fue encontrado Osvaldo Omar Cabrera, sobre quien pesaban cuatro pedidos de captura por haber sida denunciado por su ex pareja, Belén Valeria Ramírez. Está imputado por el fiscal de Guaymallén, Tomás Guevara, por violencia de género, amenazas y daños.

La víctima hizo la última denuncia en la Oficina Fiscal 8 de Guaymallén, donde se presentó con lesiones. Allí manifestó que su auto sufrió la rotura de sus vidrios y por último explicó que el sospechoso le había dicho que prendería fuego su casa con su familia adentro, inclusive con los chicos que tienen en común.

Cabrera tenía cuatro pedidos de captura por estas causas. Debido a su peligrosidad y las graves amenazas proferidas, desde la Oficina Fiscal 8 ordenaron que una consigna policial cuidara la integridad de la víctima y su familia.

Comentarios