Economía
Miércoles 15 de Abril de 2015

Alarma por la floración tan anticipada de los frutales

Ciruelos y otros frutales comenzaron a florecer como si fuese primavera. Repercutirá negativamente en la próxima temporada. 

Por Gonzalo Villatoro
Cuánta razón tenía Jorge Sosa cuando escribió “no es lo mismo el otoño de Mendoza”, porque, definitivamente, éste será uno muy distinto en lo que a frutales se refiere. Las plantaciones le  dijeron “adiós a las hojas” antes de tiempo y, cuando recién deberían estar brindando esa imagen única que son las hojas por el piso para permitir “acostarse en un sueño amarillo”, volvieron a florecer.   
La floración tan anticipada no se restringe a unos cuantos cuadros en alguna finca perdida sino que se generalizó en toda la región sur. Más allá de lo llamativo del caso, se encendió una luz de alerta por el efecto negativo que tendrá en la producción la temporada venidera.
“Los frutales adelantaron el proceso y esa floración anticipada significa un gasto de energía y nutrientes que no van a dar frutos porque van a terminar con la primera helada, eso se va a perder y las plantas llegarán más debilitadas a la temporada próxima”, resumió Leandro Silvestre, ingeniero agrónomo de la Dirección de Agricultura del municipio alvearense.
Los más afectados son los frutales de carozo, el ciruelo en primer lugar y luego le sigue el durazno. La vid también sufre una situación similar.
“La situación débil del sector productivo es el problema, después de las lluvias que tuvimos había que hacer curas preventivas para evitar que prosperaran algunas enfermedades. Al no poder realizar esas labores culturales debidamente, el hongo que atacó a las plantas produjo la defoliación anticipada y después el clima (temperatura y humedad elevada) permitió que volvieran a florecer”, indicó Silvestre.  
Para el ingeniero agrónomo este  hecho “seguramente repercutirá en la calidad y cantidad de la producción en la temporada que viene”, concluyó.
 

Comentarios