Primicias
Sábado 22 de Octubre de 2011

Alejandro Fantino habló de la pelea entre Fernando Piaggio y Omar Suárez

Después de la fuerte pelea entre Fernando Piaggio y Omar Suárez en su programa, el conductor de Animales Sueltos habló en exclusivo con Primiciasya.com y contó detalles de este nuevo escándalo. Antes hubo un enfrentamiento que tienen las cámaras grabadas y luego ocurrió lo inevitable: El choque, comentó el periodista.

¿Cómo se originó la pelea entre Fernando Piaggio y Omar Suárez?
La pelea comenzó a gestarse cuando Piaggio le dice un par de cosas que no le cayeron bien a Denisse, yo trato de tirar agua sobre las primeras llamas que aparecían pero el cortocircuito ya se había iniciado y los reactores de Fukuyima empezaban a levantar temperatura. Me paro, mando un tape y en los próximos quince minutos todo parecía controlado. Entra Omar al piso, se sienta y empezamos a hablar de la noche y otras yerbas, todo parecía calmarse y diluirse como un atardecer en el Egeo. Hasta que aparece Marcelo de Bellis y reaviva el enfrentamiento ya esta vez con Omar en el piso, quien se había sentado para contener a su mujer. El actor arroja sobre el programa el caos del POLEMOS, o sea la propia guerra como decían los griegos. Allí ni el propio Aquiles hubiese podido parar la batalla...

¿Qué sentiste vos en ese momento?
Mi sexto sentido de conductor me indicaba que los dados habían sido arrojados sobre la mesa y la definición del hecho se iba a desarrollar como lo hacían los malevos de Barracas en los cuentos de Funes el memorioso: O sea a lo macho.

¿Qué sucedió a la salida?
Antes hubo un enfrentamiento que tienen las cámaras grabadas y no me permito abrir las puertas del misterio hasta el lunes en que los programas de TV arrojen las imágenes a las hogueras de la tarde. Ocurrió lo inevitable. El choque. La dimisión de la hombría por medio de reacciones primitivas, pero no por eso difamadas en el barrio. La sorpresa se apoderó de los ojos de quienes estábamos allí. Como un rayo arrojado por Zeus, Coco Silly el macho argentino, quiso separar pero el hecho se había consumado. Ahí tomó a Piaggio de un brazo y lo sacó a la puerta en donde luego de subirse a un taxi se hundió en la noche de Palermo. Quiero destacar que Piaggio mostraba en sus palabras un destino de arrepentimiento por lo vivido, seguramente esto seguirá en la semana, pero ya los demonios de la pelea hicieron lo suyo y sembraron caos una vez más en la herida televisión de hoy.

Comentarios