Más noticias
Sábado 12 de Noviembre de 2016

Alerta fumadores: así se produce el cáncer

Un estudio detalla todo el proceso de deterioro que sufre el material genético humano. Se testearon distintos tumores.

El consumo de un paquete de cigarrillos al día, durante un año, puede provocar unas 150 mutaciones en cada célula de los pulmones, según una investigación del Instituto Sanger y del Laboratorio Nacional de Los Álamos.

El estudio, que se publicará en el número de esta semana de la revista Science, establece un vínculo directo entre la cantidad de cigarrillos fumados por una persona en su vida y el número de mutaciones registradas en las células de distintos órganos del cuerpo.

"Hasta ahora sabíamos que fumar estaba asociado a muchos tipos de cáncer, pero lo que no sabíamos eran los mecanismos que lo producía. Lo que vimos es evidencia de que el tabaco realmente causa mutaciones en diferentes órganos del cuerpo", explicó Ludmil Alexandrov, investigador del laboratorio estadounidense Los Álamos, que lideró el estudio.

"Con este estudio podemos cuantificar el daño que uno hace a su propio material genético al fumar. Si uno consume un paquete al día durante un año puede causar un promedio de 150 mutaciones en sus pulmones", agregó.

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron el genoma de unos 5.000 tumores de fumadores y no fumadores y luego identificaron marcas de las mutaciones asociadas con el cigarrillo, pues cada proceso siempre deja huellas particulares, una especie de firma.

En esa línea, los científicos pudieron vincular una de las huellas, denominada firma 4, con el daño en el ADN provocado por una exposición directa al humo del cigarrillo. "La firma 4 parece ser la consecuencia directa de un error en la réplica del ADN inducido por los carcinógenos del tabaco", detalló Alexandrov.

Las mutaciones causadas por el daño genético que provocan esos carcinógenos fueron detectadas principalmente en los órganos que tuvieron un contacto directo con el humo inhalado, como los pulmones.

Sin embargo, también descubrieron daños en otros órganos y tejidos que no habían tenido una exposición directa: en esos casos, el tabaco no había provocado cambios en el ADN de las células, pero sí había afectado sus mecanismos internos. Los científicos descubrieron un promedio de 97 mutaciones al año en las células de la zona de la laringe, 39 en la faringe, 23 en la boca, 18 en la vejiga y 6 en las del hígado.

Para Alexandrov, esta investigación aporta también una advertencia para los fumadores "sociales" o los que creen que consumir "un cigarrillo de vez en cuando no afecta".

Comentarios