Policiales
Viernes 22 de Abril de 2016

Alertan por estafadores que pretenden pagar con cheques robados o falsificados

Se hacen pasar como representantes de una empresa bonaerense. En Alvear casi logran el cometido. La banda embaucó a comerciantes en el noroeste argentino.    

Una luz de alerta volvió a encenderse en Alvear ante la aparición de estafadores que se hacen pasar por representantes de una importante firma bonaerense que pretenden hacer compras de todo tipo y ofrecen abonar con  cheques que son robados o falsificados.
Los timadores que desembarcaron en Mendoza no son improvisados, se puede seguir la estela de defraudaciones hasta las provincias del noreste argentino y por supuesto, Buenos Aires.
Después de la estafa con los cheques sin fondos de Kolvicor que dejó un amplio listado de víctimas en todo el sur mendocino, los comerciantes comenzaron a tomar mayores recaudos a la hora de cerrar operaciones con valores.
En los últimos días hicieron contacto en Alvear hacièndose pasar como miembros (no lo son) de Ilubaires S.A, una empresa que presta servicios de ingeniería y construcción. Solicitaron presupuesto para adquirir equipo tecnológico por un monto cercano a los 30 mil pesos. El pago sería mediante cheques a nombre de la firma porteña.
En principio la negociación marchaba sobre ruedas hasta que el propietario del negocio local comenzó a realizar algunas averiguaciones y lo que eran sospechas en un principio terminaron por ser totalmente acertadas.
“Llamé a Buenos Aires y me recomendaron que no cerrara ninguna operación porque los cheques eran robados o podían ser falsificados”, dijo el comerciante que solicitó quedar en el anonimato.
Emiliano Russo, abogado de la firma bonaerense confirmó que fueron víctimas de un gran robo de cheques pero además los delincuentes utilizaron el modelo original para imprimir valores falsos.
“Han realizado estafas en Misiones y Corrientes con la compra de maquinaria agrícola como así también con la adquisición de bienes en Necochea (localidad ubicada en Buenos Aires). Otros tantos llamaron para hacer lo que hizo el comerciante (alvearense) y por suerte esas operaciones no se llevaron a cabo”, sostuvo Russo.
Después de comprobar que el negocio no era tan redondito como se lo pintaban, el comerciante alvearense comenzó a correr la voz para que sus pares estén atentos y no caigan en la trampa.
 “Estoy seguro que no me llamaron a mi solo, sino que deben tratar de agarrar todo lo que puedan, por eso hay que estar atentos y cotejar bien cuando se trata de compras con cheques”, concluyó el hombre.  

Comentarios