Economía
Jueves 03 de Marzo de 2016

Algunos medicamentos llegaron a un incremento del 170%, según farmacéuticos

Se trata de los incrementos ocurridos entre noviembre de 2015 y enero de 2016. El promedio es de un 17 por ciento. Desde 2006 a la fecha la cifra es escalofriante.

A pesar del aumento desmedido que sufrieron algunos medicamentos entre noviembre de 2015 y enero de 2016, que llegaron a superar en un caso el 170%, desde el Colegio Farmacéutico de Mendoza (CFM) explicaron que el promedio de los incrementos estuvo alrededor del 17% y que las farmacias no son las formadoras de precios, ya que los valores se acuerdan entre los laboratorios y la Secretaría de Comercio de la Nación.
Los grandes laboratorios multinacionales fueron los que remarcaron los precios con cifras que hablan por sí solas. Según un estudio que realizó la Asociación de Empleados de Comercio de Rosario, que es extensivo para todo el país porque los valores son uniformes, el blíster de Aspirinetas por 14 unidades subió 176% en dos meses; el de Bayaspirina por 10 unidades, 90% y el de Buscapina compuesta por 3 unidades, 74%.
Jorge Jakubson, secretario general del Colegio Farmacéutico de Mendoza, dijo que en Argentina hay 14.800 presentaciones de medicamentos y 240 laboratorios, con lo cual que aumenten 10 o 20 fármacos no impacta en el promedio general.
Además hay que tener en cuenta que en febrero se aplicó un descuento del 7% pautado entre el Gobierno nacional y los laboratorios, que atenuó las subas de fines de año, que en otros rubros fue decididamente superior, como la carne, que sólo entre noviembre y diciembre del año pasado se encareció 40%.
"Hay medicamentos que no aumentaron nada y 5 o 6 que lo hicieron el 150%. También hubo aumento encubierto, que es cuando mantienen el precio pero reducen la cantidad de píldoras en la caja", explicó Jakubson.
La corren de atrás
"Entre 2006 y 2014 la inflación general acumulada fue del 800% y la de los medicamentos del 360%. Estuvimos siempre muy por debajo en los aumentos, pero asumiendo costos que crecían en esos números como salarios, alquileres y transporte", dijo Jakubson.
El incremento que se les imprimió a los medicamentos el año pasado fue de cerca del 21%, según las cifras que maneja el Colegio Farmacéutico, un tanto por debajo del nivel inflacionario. Y para atrás la diferencia se agranda: "En promedio los aumentos de los fármacos se ubicaron en el orden del 22% y 23% mientras que la inflación fue en promedio del 28%, 29%", contó el secretario del CFM.
Juan Motta, uno de los gerentes comerciales de Farmacias Del Centro, compartió los dichos de Jakubson y dijo que las subas de precios no se reflejaron en las ventas por ahora.
Genéricos, la opción económica
Los aumentos más fuertes se aplicaron sobre los remedios de venta libre. "Los de cinco estrellas, que son los más reconocidos, representan el 90% de lo que se vende porque son los que promocionan los visitadores médicos", explicó Motta.
Una opción para esquivarles a los fuertes aumentos son los genéricos, que poseen la misma droga que la marca reconocida, pero tienen un precio más accesible.
Jakubson reconoce que hubo aumentos importantes pero en medicamentos de venta libre, como la Aspirineta, que para colmo muchas veces se consume sin una expresa indicación médica.
"Los medicamentos que sirven para mantener controlada la diabetes, o la presión no sufrieron aumentos prácticamente", concluyó Jakubson.

Comentarios