País
Miércoles 09 de Diciembre de 2015

Alrededor de 30 mil mendocinos cruzaron a Chile para comprar durante el fin de semana largo

Lejos de tomarse unas minivacaciones, la mayoría de los mendocinos cruzó al vecino país para consumir más barato

Javier Cusimano
cusimano.javier@diariouno.net.ar

Ni días de relax ni mucho menos unas vacaciones cortas antes de terminar el año. La mayoría de los mendocinos que viajó a Chile, durante el fin de semana extralargo, se reincorporará a la rutina diaria más cansado que de costumbre: usó el feriado para ir de compras.
Autos particulares y camionetas cargadas de electrodomésticos fue el común denominador de la típica postal que se repite desde hace años, a la par del cierre de las importaciones en Argentina y la diferencia cambiaria, que exhibe productos hasta 70% más baratos que los que pueden comprarse acá.
Esta vez muchos aprovecharon a cruzar tentados por la avalancha de ofertas propuestas en el vecino país. También motivados por la cercanía de las Fiestas y la necesidad de encontrar mejores opciones de regalos y a precios más económicos. Eso sí: con las valijas llenas de ropa y el baúl repleto de juguetes y productos electrónicos, nadie pudo zafar de las demoras al otro lado de la cordillera.
Colas de más de tres kilómetros de largo durante las horas de mayor tránsito y un retraso de hasta ocho horas tuvieron que soportar los 30.000 “consumidores” de regreso a la provincia. La intensificación de los controles del lado chileno explica en parte porque se producen tantas trabas en la normal circulación de vehículos y tediosas dilaciones de los tiempos.
Una situación que no se compara con el lado argentino. Según información de Migraciones en el Paso Cristo Redentor, las demoras no superaron una hora en los momentos de mayor concentración vehicular. El túnel estuvo abierto las 24 horas y totalmente despejado de inclemencias climáticas o de algún derrumbe que perjudicara el normal funcionamiento del tránsito.
El comandante principal Claudio González, en el puesto de Uspallata, detalló que se abrieron 15 puntos de atención de cada lado fronterizo. Explicó que durante jornadas normales sólo trabajan de 6 a 8 funcionarios para ilustrar que se duplicó el personal en esta fecha especial para evitar congestiones y acelerar el paso. Además, adelantó que ya preparan un plan de contingencia para la temporada estival con la misma cantidad de personal disponible. La reunión para coordinar este plan se realizará la semana que viene.
Gran movimiento de viajeros
El gendarme señaló que el 70% de los vehículos salieron del país y que sólo el 30% regresó. Según las planillas de aduana se pudo constatar que ingresaron cerca de 13.000 chilenos. Esta cifra coincide con las proyecciones que realizó el Ministerio de Turismo de Mendoza.
De acuerdo con las estimaciones con base en las reservas hoteleras la provincia recibió a 22.000 turistas por el fin de semana largo, muchos de ellos trasandinos. El resto de los turistas provienen principalmente de Buenos Aires, Capital Federal y Córdoba, con un importante movimiento interno de mendocinos.
Siguiendo los datos oficiales, los visitantes dejaron en la provincia unos $61 millones, en concepto de gastos diarios en hospedaje, gastronomía, excursiones, transporte y compras, con una estadía aproximada de 4 jornadas.
El Gran Mendoza y alta montaña son las zonas que representaron la mayor proporción de reservas de ocupación. En términos de alojamiento, se destacaron los hoteles de 4 y 5 estrellas.
Ayer retornaron desde Chile 10.000 personas en 48 ómnibus y 2.500 en autos particulares.

Comentarios