Más noticias
Lunes 24 de Octubre de 2011

Altamira obtuvo una banca en el Congreso

Jorge Altamira calificó la elección como "histórica". Cosechó el 2,32% de los votos y relegó al último lugar de la lista a la Coalición Cívica.

El candidato presidencial del Frente de Izquierda y los Trabajadores, Jorge Altamira, superó a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, en una elección que calificó como "histórica", y finalmente consiguió su objetivo de conseguir un lugar en el Congreso.

Altamira cosechó el 2,32 por ciento de los votos y relegó al último lugar a la Coalición Cívica, con el 1,85 por ciento, aunque el mayor logro lo tuvo en la provincia de Buenos Aires, al conseguir una banca para el dirigente del Partido Obrero (PO), Néstor Pitrola.

Pasadas las elecciones primarias, donde supero el piso del 1,5 por ciento de los votos y consiguió así competir en los comicios generales, el Frente Izquierda se había planteado como objetivo lograr un lugar en el Congreso.

Pasadas las 21:00, Altamira salió a dar una conferencia de prensa junto a su compañero de fórmula Christian Castillo, en donde aseguró que el frente realizó "una elección histórica, extraordinaria y muy positiva".

El líder del Partido Obrero (PO) precisó que el espacio que encabeza realizó "una gran elección a diputados con un gran corte de boletas" a su favor y afirmó que el resultado "coloca a la izquierda como la alternativa política del kirchnerismo".

"Quiero reivindicar en el Frente de Izquierda la recuperación de las mejores tradiciones socialistas", agregó Altamira durante la conferencia de prensa. En declaraciones a Noticias Argentinas, el candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires Néstor Pitrola consideró que Altamira "ha realizado una elección presidencial casi sin antecedentes".

"El balance central que hacemos es que acá queda demostrado que el voto del 14 de agosto no fue sólo una ayuda sino una tendencia política de apoyo popular", aseguró Pitrola, en referencia a la campaña que realizaron para las elecciones primarias.

Y es que en esa instancia el Frente de Izquierda logró superar el 1,5 por ciento de los votos necesario para poder competir en los comicios generales, luego de una campaña impulsada por periodistas como Jorge Rial, que se llamó "un milagro para Altamira".

Además, el Frente de Izquierda logró retener el lugar de un diputado provincial del Partido Obrero (PO) en Salta y conseguir otros dos en Neuquén y Córdoba. Pitrola aseguró que "las bancas de diputados conquistadas en Neuquén y Córdoba corresponden al Frente de Izquierda, que las va a gestionar colectivamente, de forma rotativa" entre todas las fuerzas que integran el espacio.

Fuente: NA

 

Comentarios