San Rafael
Jueves 24 de Noviembre de 2011

Alumnos de San Rafael, subcampeones del mundo en una feria internacional de ciencias

Jonatan Ortiz, Bruno Sampirisi, Micaela Lagos y María Cristina Ulloa fueron los representantes de la provincia que obtuvieron, en Perú, este subcampeonato mundial.

Con un proyecto para generar pasturas de forma natural conservando bosques nativos y otro para redefinir las áreas protegidas de Mendoza, alumnos de la escuela Pascual Iaccarini lograron el segundo puesto a nivel mundial en la Feria Internacional de Educación, Ciencia y Tecnología.

Jonatan Ortiz, Bruno Sampirisi, Micaela Lagos y María Cristina Ulloa fueron los representantes de la provincia que obtuvieron, en Perú, este subcampeonato mundial.

La feria se hizo en Lima entre el 14 y 18 de este mes y la escuela participó con dos proyectos. Los varones salieron primeros con el suyo y las mujeres cuartas.

Jonatan Ortiz contó que la primera invitación a esta feria se dio “en el 2009 por un trabajo muy reconocido, que fue la solución del problema que había con las algas en El Nihuil, aportábamos para hacer un compus y utilizar las algas como alimentos para las cabras, la Secretaría de Ambiente nos premió, entregamos el proyecto para que ellos lo hicieron y al final no se hizo nada, en ese entonces no pudimos ir y ahora nos volvieron a invitar, pese a que no habíamos pasado las previas eliminaciones”.

El proyecto consta, según explicaron los alumnos, de “generar pasturas de forma natural sin usar el fuego y conservando los bosques nativos, es a través de un implemento que se llama rolo, que ya se usa en otras partes pero para desmontar; buscamos una forma diferente y ver si es factible, que lo es, se hizo el estudio de aplicarlo en el campo y de propagar una semilla autóctona que es algo que está haciendo el INTA, es un pasto que tiene propiedades forrajeras para conservar el ecosistema nativo”.

Las chicas expusieron un trabajo sobre la caracterización de áreas protegidas de Mendoza para proteger bosques nativos. “Tomamos zonas rojas y amarillas para ver si se puede crear una subcategoría, por ejemplo anaranjada, hay zonas que están dentro de una amarilla y no se les está dando conservación”, comentó Micaela Lagos.

Hablando sobre el premio, Jonatan dijo que “no esperábamos ganar, ojalá siga el programa de ferias y ciencias en Argentina, porque es posible que se acabe. Por día hubo unos 20 jurados diferentes, desde niños hasta adultos; buscaban que sea abarcativo y que realmente pueda solucionar una problemática”.

En la feria se expusieron alrededor de 300 proyectos y hubo incluso países cuyos alumnos iban con todo pago por su gobierno, como Venezuela y México, una realidad distinta a la de los chicos sanrafaelinos, que no fueron recibidos por ninguna autoridad. De los $18.000 que necesitaron, $5.000 lo consiguieron del municipio (tras una gestión de los concejales Mauricio Sat y Jacqueline Rebolledo), $3.000 de la juventud radical y $1.000 del ex intendente Vicente Russo. El resto lo consiguieron vendiendo empandas, frutas secas y con el aporte de padres. El año que viene están clasificados a la feria mundial a hacerse en Paraguay, para lo que necesitan ayuda.

Los que quedaron en primer luhar fueron alumnos chinos, que presentaron un proyecto de tecnología para reducir la contaminación en las vías férreas. El trabajo chino reunió 99 puntos y el de la Iaccarini 98.7. Aunque suene curioso y hasta raro, la delegación sanrafaelina presentó antes el mismo proyecto que quedó segundo a nivel mundial en Tecnópolis, pero allí se limitaron a ver cómo los premios fueron mayormente para Buenos Aires.

Comentarios