San Rafael
Domingo 04 de Septiembre de 2011

Alvear: El depósito de la Vial tiene 40 años de chatarra acumulada

La playa de secuestros está colapsada. Hay un predio disponible en las afueras de la ciudad pero se demora la decisión del traslado.

El nuevo espacio destinado a albergar los vehículos secuestrados por la Policía Vial aún espera que lo utilicen. Mientras tato el viejo predio ubicado en pleno centro de Alvear está abarrotado de chatarra y presenta un pobre aspecto. Son más de cuarenta años de historia automovilística del departamento, depositada en un sector de aproximadamente 20 metros por 40.

Todo está listo para el traslado, sólo resta esperar que el convenio rubricado entre las reparticiones públicas con jurisdicción sobre el tema se concrete rápidamente y pueda ponerse en práctica.

“La playa está colapsada totalmente, cuando me den la orden en tres días nos llevamos todo de acá”, admitió el inspector José López, a cargo de la Vial en Alvear.

La actual playa es un depósito de cacharros unos arriba de otros. Hay almacenados 500 vehículos, entre autos, motos y hasta dos camiones.

“Los camioncitos no se ven porque están llenos de motos, aprovechamos los acoplados sino, no alcanza el espacio”, describió el inspector.

El colapso es tal que en caso de llegar a la instancia de confiscar un rodado, la policía se limita a los ciclomotores y evita llegar a esa instancia en el caso de un automóvil “porque después no hay dónde ponerlo”, admitió el oficial.

Para salir del paso y sacar de circulación los automotores en infracción cambiaron de estrategia y los custodian hasta que lleguen al domicilio.

“Primero le hago la multa que corresponda y en vez de quitarle el auto, me tomo el trabajo de acompañar a la persona hasta la casa, espero que lo guarde y me voy, si más tarde lo saca otra vez se hará responsable y si lo paran tendrá otra vez la multa, es lo que puedo hacer por el momento”, relató.

En promedio son incautadas por infracción a la ley de tránsito 20 motos por mes, de las cuales regresan a la calle no más de 5. “Así seguimos acumulando”, agregó.

Ante los reiterados inconvenientes y los peligros que conlleva tener una suerte de chacarita en pleno corazón de la ciudad, la jefatura de Policía Vial comenzó a empujar el proyecto para mudar el depósito, aunque no podían sortear la mayor dificultad que se les presentaba: tener a disposición un espacio físico adecuado.

En la actualidad, la Vial cuenta con un predio de una hectárea frente a la planta de tratamiento de residuos sólidos del Municipio. El cierre perimetral está construido al igual que la oficina para el personal policial. Habrá custodia las 24 horas y está previsto que la atención al público sea en horario de mañana. Lo demás es aguardar que desde la cartera de Seguridad se aceleren los tiempos administrativos.

El traslado del depósito viene a satisfacer un viejo anhelo y además abre la puertas para trabajar en la ampliación de la infraestructura existente, que está bastante venida a menos. Por eso, para el inspector López “lo mejor sería construir un edificio en donde pudiera instalarse la oficina en la que se realice el trámite de entrega de licencias de conducir”.

Comentarios