Zona sur
Miércoles 04 de Noviembre de 2015

Alvearense con arresto domiciliario rompió la tobillera electrónica y se fugó

La policía lo detuvo en el distrito de Goudge en San Rafael y por orden judicial regresó a la cárcel otra vez. 

Un alvearense que estaba con arresto domiciliario y monitoreado con la pulsera magnética, regresó al penal sanrafaelino por violar la medida.
El martes el joven de 22 años que estaba con prisión preventiva por un asalto a mano armada se arrancó la tobillera electrónica y huyó del departamento.
Según la información policial, Jonathan Redemí permaneció ocultó del radar policial por algunas horas pero el martes por la tarde concluyó la aventura, personal de la comisaría 42 lo detuvo en el distrito de Goudge, en San Rafael, y el juez Gabriel Ravagnani ordenó que regrese a la cárcel de ese departamento.
El alvearense había caído en las manos de la policía dos meses atrás por el frustrado asalto a una mujer, precisamente en Goudge. Según la denuncia que se radicó en la subcomisaria del distrito sanrafaelino, el 26 de agosto el muchacho ingresó por la fuerza a la casa de la víctima y la amenazó con un arma para que le entregara el dinero. Finalmente no pudo concluir el asalto y escapó pero los vecinos colaboraron con la policía y horas más tarde lo aprehendieron en las cercanías de la vivienda que intentó robar.
Por entonces el juez Ravagnani, titular del tercer juzgado de Instrucción de San Rafael, fue quien lo envió a la cárcel de Encausados y la semana pasada decidió otorgarle el arresto domiciliario pero monitoreado con la tobillera electrónica. Debía cumplir con el confinamiento en una propiedad en el barrio San Miguel Arcángel en General Alvear.
Aparentemente Redemí no era la primera vez que intentaba escapar. Según fuentes policiales el viernes pasado personal penitenciario estuvo en Alvear para cerciorarse que todo estuviera bien ante algunos extraños datos que estaba emitiendo la tobillera electrónica.        
Este es el segundo caso que se presenta en los últimos cinco días de un detenido que viola el arresto domiciliario. El hombre apodado "El Checho" que está imputado por el intento de secuestro de un niño de 10 años en Alvear apenas duró 24 horas fuera de la cárcel. En este caso abandonó la casa donde debía estar confinado y la policía lo halló paseando con un amigo como si no existiera ninguna medida judicial. La única diferencia es que no tenía tobillera. 

Comentarios