Mundo
Miércoles 27 de Abril de 2016

Amplían a tres los días no laborables en Venezuela

El gobierno venezolano anunció ayer la decisión de reducir a solamente dos días la semana laboral en el sector público, al menos por dos semanas para enfrentar la crisis energética generada por la sequía que afecta a la represa del Guri.

El gobierno venezolano anunció ayer la decisión de reducir a solamente dos días la semana laboral en el sector público, al menos por dos semanas para enfrentar la crisis energética generada por la sequía que afecta a la represa del Guri. El agua de la central hidroeléctrica de Guri genera cerca del 60 por ciento de la electricidad que se consume en Venezuela.
El vicepresidente ejecutivo Aristóbulo Istúriz anunció que por decisión del presidente Nicolás Maduro "además del día viernes, que ha venido actuando como día feriado no laborales" desde el pasado 7 de abril a fin de reducir el consumo de energía "se decidió incorporar como días feriados no laborables para el sector público los días miércoles y jueves".

Miércoles jueves y viernes no se trabajará en el sector público "a excepción de aquellas tareas que son fundamentales y son necesarias", resaltó Istúriz. El anuncio se produjo un día después que se comenzó a aplicar en la mayor parte del país —con excepción de la capital y otros cuatro Estados— el llamado "plan de administración de cargas", que se centra en cortes de cuatro horas diarias por 40 días para hacer frente a la sequía en el embalse.

Para muchos venezolanos ese plan no representó ninguna novedad debido a que desde meses en algunas regiones y varias semanas en otras se enfrenta casi a diario a apagones que las autoridades atribuyen a fallas puntuales en las instalaciones, pero que según los analistas responden a racionamientos.

Racionamiento. Maduro pidió a los habitantes que colaboren en el racionamiento de energía para retardar el descenso del nivel de agua del embalse del Guri. Desde febrero el gobierno ya impuso racionamientos en los centros comerciales, redujo las horas de trabajo en el sector público y declaró no laborables los viernes durante marzo y abril para ahorrar energía eléctrica. Asimismo decidió adelantar 30 minutos el huso horario a partir de mayo para bajar el consumo eléctrico.
Venezuela enfrenta desde hace seis años problemas en el servicio eléctrico como consecuencia de fuertes sequías, el aumento del consumo y el deterioro de las viejas instalaciones que el gobierno ha intentado compensar con millonarias inversiones y planes de emergencia. Los opositores y analistas estiman que parte de las inversiones se perdieron por corrupción.
Fuente: Diario La Capital

Comentarios