Mendoza
Domingo 12 de Febrero de 2017

Año electoral: buscan sellar acuerdos con listas únicas

La UCR para repetir el escenario ganador de 2015 y el peronismo para evitar el desgaste de pelear en las PASO. Las fuerzas políticas de Mendoza apuntan a la polarización. Tras la Vendimia llegarán más novedades

El 2017 es un año electoral fuera de lo común. Es el primero en el que se medirá el éxito o el fracaso del cambio.

Sin embargo, la fisonomía nacional difiere de la provincial. Mientras a nivel país crecen las críticas a la gestión de Mauricio Macri, en Mendoza el apoyo a su aliado político, Alfredo Cornejo, se mantiene. Así lo demuestran las mediciones de las elecciones en Santa Rosa, el primer departamento en traducir hoy en las urnas el resultado de esta evaluación.

Poquísimos allegados al gobernador saben cuál va a ser la decisión de Alfredo Cornejo con respecto a la convocatoria a elecciones.

Si desdoblará o no la fecha con respecto a la Nación está latente entre sus seguidores. Muchos coinciden en que esta decisión sólo la va a tomar el gobernador en comunicación con el Gobierno nacional.

Un punto en común
En algo coinciden peronistas y radicales: en jugar por una estrategia común. En el caso de la UCR, porque el frente unificado le garantizó el éxito electoral, y en el peronismo creen que mostrarse unidos es una forma de superar la etapa marcada por Paco Pérez, y de sepultarla definitivamente.

Lo que buscarán es plantear una elección polarizada, en la cual la izquierda no represente un obstáculo para cambiar la fisonomía de la Legislatura local.

En definitiva, volvería la etapa del superclásico: UCR versus PJ, al estilo River versus Boca.

No cambiemos
La etapa de abogar por la necesidad de un cambio ya fue. En esta período lo que se viene es "mantengámonos".

En este sentido, Cornejo apostará a repetir la sumatoria de los mismos partidos que lo llevaron a la gobernación en el 2015. Y a pesar de los rumores y amenazas del PRO y el PD de ir en listas separadas, la balanza se inclina hacia la unificación. Incluso el massismo, que a nivel nacional quiere hacer su propio juego, acá seguiría integrando el Frente Cambia Mendoza, a menos que Sergio Massa disponga lo contrario.

Lo cierto es que por el momento nadie se anima a desafiar a Cornejo y prefieren guiarse por su estrategia, que a todas luces se nota que funciona.

El disparador de la campaña radical es, sin duda, la elección de hoy en Santa Rosa.

Aunque no lo digan, este será el puntapié inicial para el escenario electoral, y de ganar Norma Trigo habrá que estar atentos a la foto: todos los que entren en esa imagen son los que querrán seguir participando.

Dentro del radicalismo hay quienes dicen que Cornejo no escuchará a nadie para armar las listas, sólo seguirá sus propios lineamientos y los acuerdos a los que llegue con la Nación.

Sin embargo, otros aseguran que se hará lugar para escuchar a Ernesto Sanz, a los intendentes (entre los que se encuentran dos hombres del círculo de Julio Cobos: Daniel Orozco y Marcelino Iglesias) y a la línea del superministro Enrique Vaquié. De lo que están seguras todas las fuentes consultadas es que será Cornejo y nadie más que él quien tomará la decisión final.

Nadie del equipo de Cornejo hablará de las elecciones sino hasta después de la Fiesta Nacional de Vendimia y de que se acallen los fuegos artificiales y las luces que recibirán a la nueva soberana.

Comentarios