Política
Miércoles 28 de Diciembre de 2011

Anticiparon que el seguro de salud que prometió Pérez al asumir quizás no se implemente en su gestión

El ministro del sector, Carlos Díaz Russo, afirmó que es una política de Estado que requiere dos o tres gestiones concretarse. El Plan Provincial de Salud fue anunciado por el gobernador para los provincianos que carecen de cobertura médica.

Por Carina Pérez
cperez@diariouno.net.ar

El seguro de salud (Plan Provincial de Salud), una de las máximas apuestas electorales de Paco Pérez, es un plan a largo plazo que quizás esta gestión no pueda poner en práctica. El ministro de Salud, Carlos Díaz Russo, aseguró que el programa no es una idea de este gobierno, sino una antigua aspiración de quienes consideran al sistema de salud como un solo cuerpo donde deben complementarse lo público y lo privado para garantizar el acceso de todos los mendocinos a ese derecho básico.

Sin embargo, el flamante ministro aseguró que están trabajando para colocar las bases de esta transformación y dio algunos detalles sobre el tema.

Los servicios que desde el Estado se prestan a los afiliados de el PAMI y la OSEP y a aquellos mendocinos que no tienen una obra social o una prepaga –integran el 72% de la población total– representan el 50% del gasto operativo sanitario, con lo cual la administración de los recursos debe ser muy eficaz para garantizar un servicio de calidad en cualquier efector, sea público o privado. Esto por ahora es una meta a alcanzar por este gobierno y por lo menos por las dos gestiones siguientes, según estimó el propio Díaz Russo.

Por eso mismo, la idea es lograr consensos entre todas las partes del sistema para hacer una sola base de prestaciones y de este modo permitir que cada mendocino pueda tener la libertad de elegir dónde atenderse, por comodidad, porque conoce a los médicos o porque ese lugar es el mejor en la especialidad, independientemente de su situación económica personal. De ahí los conceptos de “inclusión” y “equitativo” sostenidos por Pérez respecto de este tema antes y después de su elección.

Díaz Russo aspira a que durante su gestión se pueda poner en marcha el proceso que, además de contener un acuerdo sostenible en el tiempo con los diversos actores del sistema de salud, pueda establecer los costos de cada una de las prácticas médicas con montos razonables para el Estado y atractivos para los prestadores.

“El seguro es un seguro deseado y pensado históricamente, no es algo que se le ocurre a este gobierno. Es un pensamiento que surge desde el modelo que pensó la salud pública para todos, sin distinción de cobertura en el sistema, con un plano de protección al que menos tienen. Si nosotros miramos el sistema estatal, el PAMI, la OSEP y los que no tienen cobertura social, estamos hablando de 72% de la población. La administración adecuada haría que el sistema de prestaciones fuera coherente entre lo deseado, lo pensado y lo ofrecido. Un sistema de seguro lo que tiende a hacer es a organizar los recursos que se tienen para que alcancen a todo el mundo”, explicó el ministro.

Más plata al presupuesto
El ministro de Salud prefirió no dar detalles sobre el presupuesto 2012 de su cartera y dejarle la responsabilidad de anunciar lo dispuesto al ministro de Hacienda, Marcelo Costa. Lo único que informó es que la pauta de gastos será superior a la del 2011, es decir que estará por encima de los $890 millones.

“Todos sabemos que vendrán momentos de alto requerimiento, cuando el recurso es siempre limitado. El que lidera el proyecto es el contador Costa y le hemos confiado a él esta tarea. Cada cartera presentó su pauta de requerimientos y ayer (por el lunes) estuvimos trabajando en el cuarto piso para terminarlo”, señaló.

En cuanto al modelo que desea aplicar, indicó que será uno similar al privado, donde la administración de los recursos y la profesionalización de los cargos directivos son claves a imitar.

Jura de su gabinete
Estos detalles fueron puestos en relieve durante la jura de dos de sus estrechos colaboradores, este martes. Uno de éstos es Alejandro Aznar, quien es el nuevo subsecretario de Gestión, Planificación y Control, lugar que antes ocupó Ricardo Landete, cuñado de Celso Jaque.

Asumió junto a la nueva subsecretaria de Salud, Fanny Sarobe, quien remplaza a Enrique Quesada.

También es parte del equipo Eduardo Alonso, quien se hace cargo de la Subsecretaría de Administración y Finanzas, un área nueva propuesta por Díaz Russo en el organigrama del Ministerio de Salud y que Pérez consideró como positiva para ordenar el manejo de los fondos de ese ámbito.
 

Comentarios