Alvear
Miércoles 21 de Septiembre de 2016

Aprobaron ordenanza para cancelar deudas a vecinos que fueron estafados

Fue en Bowen. Les cobraban las tasas pero nunca rendían el dinero y el contribuyente seguía como moroso. La Comuna de Alvear fue la otra víctima.

Dicen que el paso del tiempo borra todo, sin embargo los vecinos de Bowen se resisten a que el paso de los años deje en el olvido el fraude que los tuvo como víctimas al igual que la Municipalidad.

La moratoria que está vigente actualmente en la comuna alvearense volvió a poner sobre el tapete las irregularidades que salieron a la luz en 2012 en la Delegación de Bowen durante la gestión del intendente Juan Carlos De Paolo.

Los vecinos pagaban las tasas pero igualmente seguían figurando como deudores morosos porque el dinero nunca ingresó a las arcas del Estado. Se quedó en el bolsillo de algún municipal.

Por entonces hubo sumariados y la estafa llegó hasta la Justicia pero hasta la actualidad no se sabe qué ocurrió con la causa.

Para salir del entuerto y que los vecinos finalmente queden liberados formalmente de la deuda, la Comuna envió una ordenanza que fue aprobada por el Concejo para condonarles (administrativamente) la deuda y se los quite del listado de morosos.

"Cuando empezó la moratoria hubo contribuyentes que se acercaron para ponerse al día pero no querían pagar esos años y con justa razón. Traían el comprobante original y en varios casos no era un mes o dos, sino el pago anual", contó Silvio Fuerte, director municipal de Rentas.

El dilema que debían sortear era cómo hacer para que los vecinos finalmente fueran liberados de esa carga porque, además, "muchos se declararon en rebeldía y dejaron de pagar después de esa situación", agregó Fuerte. Y por otro lado que el Tribunal de Cuentas no aplique sanciones porque no figurarán ingresos en el tesoro municipal.

"Para no recibir sanciones y que todo quede en regla se redactó una ordenanza y se elevó al Concejo Deliberante donde se condona a esos los contribuyentes la deuda. Lo que deben hacer ahora es presentarse con el comprobante de pago para armar el expediente", indicó.

Nuevo sistema informático en las delegaciones

El fraude fue posible por la falta de un sistema informático en red. Por entonces el vecino abonaba en la caja de la delegación municipal y le entregan un recibo. Sin embargo la acreditación efectiva se concretaba cuando viajan hasta Alvear con los talonarios y el efectivo o la boleta de depósito para hacer la rendición en la Dirección de Rentas. El mecanismo sigue vigente todavía.

El desfalco se hizo público en 2012 pero la operación estuvo en ejecución desde 2009 aproximadamente.

Para evitar nuevos casos, el 1 de diciembre la gestión actual implementará un nuevo sistema en las delegaciones municipales. Todas las boletas saldrán con código de barras y en las cajas habrá lectoras digitales. Bajo la nueva modalidad, el pago de las tasas en cualquier oficina municipal del departamento, quedará registrado en el acto.

Comentarios