Política
Sábado 31 de Diciembre de 2011

Ardua discusión tuvo la tarifaria en General Alvear

Oficialismo y oposición no pudieron destrabar el empate en el Concejo Deliberante de Alvear y recurrieron a la moneda. La ordenanza importa un incremento del 25% en las tasas. El presupuesto salió por consenso

 En una sesión que por momentos se recalentó, el Concejo Deliberante sancionó dos ordenanzas fundamentales para el funcionamiento de la comuna durante el 2012: la tarifaria que fija las tasas que abonarán los vecinos durante el próximo período y el presupuesto para el año entrante.

Sin embargo, como ocurrió en 2009 y 2010 la protagonista excluyente de la jornada fue la moneda. El empate en 5 votos entre oficialismo y oposición obligó a dirimir las diferencias a cara o cruz, arrojando una moneda al aire.

Finalmente la suerte cayó del lado del bloque demócrata y radical y se fijo una tasa con el 25% de incremento más un 10% de bonificación al contribuyente que realice el pago de la boleta anual. El pedido oficial era con un 30% de aumento.

Pese a estar en desacuerdo con la sanción, Mauricio Troyas secretario de Gobierno aseguró que la norma no será vetada. El funcionario confió que “si el intendente la veta volveríamos a las tarifas del 2011 y no sería conveniente”.

Las justificaciones

En el oficialismo pusieron el grito en el cielo porque consideraron que la reducción impacta negativamente en las arcas municipales teniendo en cuenta que se amplió el radio de urbanización y creció la prestación de servicios.

El despacho fue elaborado por el concejal Ricardo Ferrero del PD y recibió el apoyo de los 4 ediles de la UCR.

Como el edil ganso siempre se opuso al incremento solicitado por el Ejecutivo, los justicialistas dirigieron toda la artillería a sus pares del radicalismo que acompañaron la moción.

Al unísono los oficialistas tildaron de faltar “a la palabra” a los opositores por no cumplir con el acuerdo previo. Esto implicaba la reformulación del presupuesto como pretendía la oposición a cambio de aprobar las tasas con el 30% tal cual bajó del Ejecutivo.

Gustavo Majstruk del PJ consideró que el incremento que se pretendía “no era excesivo” si se toma en consideración que “se amplió el radio de urbanización” tanto en ciudad como en distrito lo que implica mayor prestación de servicios.

La concejal Miriam Ruiz acompañó a su par de bloque asegurando que “un 30% puede parecer mucho pero los montos reales son muy bajos, estamos hablando de $20 por mes (la boleta promedio que llega a las casas) y el aumento no significa más de $5 mensuales”, explicó.

En tanto Troyas fue el más ácido de todos. “Es la demagogia radical, nosotros cumplimos con nuestra palabra y presentamos el presupuesto que habíamos acordado. Y nos salen con otro despacho con la tarifaria, Nos dicen que no recaudemos y por el otro háganse cargo (de los servicios), es lamentable que se haya definido por la moneda”, expresó.

Además comentó que “el incremento real debería rondar el 50%” para hacer frente a los gatos que se general por lo que “en Alvear las tasas están subsidiadas por el municipio”, afirmó.

Para los radicales, la disminución del 5% “no es significativa” en las cifras que maneja el gobierno y en cambio es “pensar en el bolsillo de la gente”, dijo Walter Marcolini. En tanto Leonardo Viñolo agregó que “bajar del 30% al 25% no mueve la aguja de la comuna, representa el 0,1% de la recaudación y en cambio es tener una consideración con la gente”.

El concejal Ferrero autor del proyecto justificó su postura aduciendo que buscó “no castigar al que paga” y sugirió que se dirijan los esfuerzos a “aumentar la recaudación”.

Presupuesto: se aprobó por consenso

El presupuesto municipal resultó aprobado sin cambios en los que hace al cálculo general de gastos previsto para el ejercicio que viene. Por unanimidad, el Conejo Deliberante le aprobó al Ejecutivo alvearense una pauta de $ 88.700.000 para utilizar en los próximos doce meses.
Son 34 millones de pesos más que en 2011.

Las principales discrepancias entre oficialismo y oposición surgieron por dos cuestiones que en definitiva, no estaban incluidas en el presupuesto: conformar un seguro agrícola municipal y médicos para los centros de salud de Bowen y Carmensa. Ambos temas son de competencia provincial por lo cual los ediles acordaron realizar gestiones ante el gobierno mendocino y también recurrir a la nación.

Comentarios