Economía
Miércoles 28 de Diciembre de 2011

Argenfruit se defiende de una acusación de AFIP por un cargamento de bananas

La empresa mendocino, dedicada a la importación especialmente de esa fruta, salió a defenderse de las acusaciones de evasión impositiva realizada por la Administración Federal de Ingresos Públicos y por lo que el organismo tiene frenado un cargamento de 500.000 cajas de bananas en la aduana en Chile.

Por Juan Manuel Porolli

La empresa mendocino Argenfruit, dedicada a la importación especialmente de bananas, salió a defenderse de las acusaciones de evasión impositiva realizada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y por lo que el organismo oficial tiene frenado un cargamento de 500.000 cajas de bananas en la aduana en Chile.

“No es cierto lo que nos están imputando. Estamos preocupados porque la imagen pública de la empresa fue devastada y esto ha generado un perjuicio que puede terminar en la ruina de Argenfruit”, sostuvo el José Previtera, abogado de la compañía.

Ricardo Echegaray, jefe de la AFIP, detalló que la firma mendocina realizó compras de banana a una exportadora en Ecuador por 50 millones de dólares y sobrefacturó sus operaciones para fugar divisas, haciendo uso de un acuerdo entre Ecuador y Argentina.

Ante esta acusación, Enrique Pulido, gerente de Administración de Argenfruit, explicó que “el acuerdo entre países no es sólo para esta empresa, se aplica a cualquiera que quiera importar bananas”.

En cuanto a la sobre facturación, Previtera, señaló que “Ecuador fija el precio mínimo al que se puede vender la caja de bananas y es de U$S6,90 que es el valor al que lo compra la empresa, pero Argentina determina que por una cuestión arancelaria no puede valer más de U$S4,40. Estas diferencias denotan que Argenfruit de ninguna manera ha incurrido en sobre facturación”.

“Se llegó a una paralización casi total al impedir el ingreso de la mercadería importada con la que sustenta su trabajo de comercialización”, sostuvo el letrado de la firma local y reafirmó que “no existió delito alguno por parte de Argenfruit. Solamente lo podremos demostrar en la justicia con el tiempo, pero esto no nos permite seguir paralizados, de seguir así, la gente queda sin trabajo”.

En cuanto a la sustitución de la importación de bananas por la producción que hay de esta fruta en el norte argentino, desde la compañía aseguraron que “lo que se produce en el país sólo alcanza para satisfacer el 2% de la demanda”.

En la conferencia de prensa que se brindo dentro de una cámara frigorífica, también estaba el sindicato de los trabajadores. Su Secretario General, Pablo Quevedo, sostuvo que “nos preocupa la fuente laboral y estamos convencidos de que hay un complot contra los importadores mendocinos por lo que pedimos que intervenga el gobernador Francisco Pérez”.

Comentarios