Más noticias
Miércoles 30 de Noviembre de 2011

Argentina denunció que el Reino Unido aún no limpió miles de minas en las Malvinas

Durante la guerra de 1982, las tropas argentinas enterraron los explosivos para impedir el desembarco británico y tras la rendición fueron entregados los planos de su localización. Sin embargo, continúan sin desenterrar.

La delegación de Argentina acusó este miércoles al Reino Unido de las miles de minas antipersonales que continúan sin limpiar en las Islas Malvinas, durante la tercera jornada de la reunión sobre la Convención de Ottawa que se celebra en Phnom Penh.

"La única parte del territorio argentino que se encuentra afectado por minas antipersonales es de las Islas Malvinas, pero la Argentina se ve impedida a acceder (...) ya que se halla ilegítimamente ocupado por el Reino Unido", dijo Patricio Kingsland, secretario de la embajada de Argentina en Malasia, durante su intervención.

En su turno, Stuart Casey Maslen, experto de la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas (ICBL, por sus siglas en ingles), instó al Reino Unido a dejar a los argentinos limpiar las 200.000 minas que los expertos estiman siguen enterradas en las Malvinas si ellos no lo van a hacer.

Argentina y el Reino Unido ya utilizaron la cumbre de Cartagena de Indias (Colombia), en 2009, para reclamar la soberanía sobre las Malvinas.

Según la Convención de Ottawa, que entró en vigor en 1999, el responsable de la limpieza de minas antipersonales de un territorio es el país que lo controla o tiene su jurisdicción.

Los argentinos enterraron las minas en las playas de las Malvinas en 1982 para impedir el desembarco de los ingleses.

Concluido el conflicto, Argentina entregó al Reino Unido la localización de los artefactos.

La reunión en Phnom Penh comenzó el lunes con la asistencia de más de cien países encargados de revisar los avances conseguidos con el Plan de Acción de Cartagena, y se clausurará el viernes.

Un total de 1.155 personas murieron y 2.848 fueron mutiladas por las minas antipersonales en todo el mundo en 2010, lo que supone un 5 por ciento más que el año anterior, según un informe del ICBL.

La mayoría de las víctimas corresponde a Afganistán (1.211), Colombia (512), Pakistán (394), Camboya (286), Birmania (274), Irán (158) y Somalia (154).

Fuente: A24.com

Comentarios