Policiales
Jueves 28 de Enero de 2016

Arrestaron a un policía acusado de violencia de género contra su pareja

El efectivo habría agredido físicamente a su pareja, quien también integra la fuerza y que había hecho la denuncia.

Un efectivo de la policía quedó detenido luego de que su mujer, también integrante de la fuerza, lo denunciara por violencia de género. Al hombre lo buscaban, pero él se entregó por su cuenta. Ahora será imputado e investigado por Inspección General de Seguridad.
 
La pareja de policías, ambos de unos 35 años, convivían en una casa de Las Herasdesde hacía cinco años. Los dos trabajan en dependencias de Godoy Cruz, aunque no trascendió qué funciones cumplen.
Una discusión entre ellos se generó el martes por la tardey todo habría desencadenado en agresiones por parte del hombre hacia la mujer.
Cuando el uniformado ya había abandonado la vivienda tras lo sucedido, la víctima se dirigió hasta la Oficina Fiscal Nº5, en la Comisaría 16 de Las Heras y denunció lo que había sufrido.
"Las lesiones eran visibles, sobre todo en el rostro", contó uno de los investigadores que participa en la causa.
Efectuada la acusación y por orden de la fiscal en turno, Gabriela Chaves, la policía fue en busca del presunto agresor para detenerlo. Sin embargo, el sospechoso ya no estaba en la propiedad donde los dos vivían y donde el efectivo habría golpeado a la mujer.
Sabiendo que estarían tras sus pasos, el efectivo acusado ayer por la mañana fue hasta la comisaría y se puso a disposición de las autoridades. Inmediatamente quedó detenido y en las próximas horas será imputado por lesiones leves agravadas por la relación de pareja.
Según habría contado la víctima, el hombre es bastante celoso, desconfiaba de ella y siempre creía que lo estaba engañando.
También ya habría existido antecedentes de violencia en la pareja, aunque ninguno de ellos fue denunciado oportunamente, aparentemente por vergüenza de ella.
Horas después del episodio, en la vivienda de la pareja hubo rondines policiales para prevenir cualquier problema en caso de que volviera el acusado, lo que finalmente no ocurrió.
Tras entregarse y quedar arrestado el policía será imputado, pero podrá recuperar la libertar si se compromete a cumplir algunas condiciones.
En primer lugar, deberá respetar la prohibición de acercamiento que se le impondrá respecto a su mujer, además de fijar un domicilio y someterse a pericias psiquiátricas de rigor.
La Inspección General de Seguridad ya está al tanto de su situación y dispondrá que tipo de investigación requiere el caso.
La uniformada deberá pasar por el Cuerpo Médico Forense para que queden constadas las lesiones. También le practicarán pericias para saber si su relato es convincente.

Comentarios