La provincia
Miércoles 17 de Febrero de 2016

Aseguran que el fenómeno climático El Niño se irá debilitando en otoño

Desde Hidrología de la provincia refutaron un informe nacional que vaticina graves inundaciones en los próximos meses. Explicaron que los ríos Paraná y Uruguay se mantendrán en niveles de alerta

La proyección del fenómeno de El Niño para los próximos meses y el impacto que tendría su comportamiento en nuestra provincia generó dispares miradas a partir de un informe nacional conocido ayer que  pronostica otra grave creciente tan o más importante como la de diciembre. El diagnóstico que se divulgó en el diario La Nación fue elaborado por el equipo técnico de la Secretaría de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes del Ministerio de Seguridad de la Nación y en su parte más sustancial vaticina que el fenómeno afectaría a más de 100.000 personas, con volúmenes de lluvias que se esperan hasta julio y picos de crecida de las aguas que serían 10 veces mayores que las de la última inundación por el desborde de los ríos Paraná, Paraguay -con sus afluentes- y Uruguay.  

Desde el Departamento de Hidrología y Ordenamiento de Cuencas de la provincia, su titular Oscar Duarte, refutó el contenido de este documento dado que el fenómeno climático “iría decayendo” en los próximos meses. El especialista defendió los relevamientos que se realizan en dicha repartición y en conjunto con el Instituto Nacional del Agua (INA), contradiciendo de esta manera la proyección que se conoció durante la  primera reunión del gabinete nacional del Sistema Federal de Emergencias (Sifem). 

“La corriente de El Niño va a afectar hasta el final del otoño y el principio del invierno. No ha llovido en forma significativa como para que se genere lo que están hablando, me parece que están un poco apresurados”, evaluó el experto en diálogo con UNO. El funcionario se mostró sorprendido por el tenor de la información porque genera un nivel de alarma innecesaria en la población.  “Ellos -en referencia a los autores del informe- son agentes de Defensa Civil, no tienen los datos. Nosotros trabajamos con el Instituto Nacional del Agua. Realmente no sé de dónde sacan esa información”, cuestionó.

Según Duarte, todavía no se han registrado niveles de precipitaciones para producir un nuevo pico de crecida de importancia, más allá de que el nivel de las aguas en el puerto de Paraná siga por encima del nivel de alerta, pero lejos de la marca de evacuación. “El río no ha bajado lo suficiente en nuestra zona, el Paraná está en 5,66 metros y prácticamente ha bajado 50 centímetros. El Uruguay ha bajado bastante y está por debajo de los 4 metros”, consignó.

La evolución del fenómeno

Acerca de la evolución del fenómeno y la tendencia que mostrará en el corto plazo, Duarte manifestó que todo dependerá del caudal de lluvias. “Si llueve podríamos tener la características de algún repunte”, aclaró . De todos modos admitió que se esperan precipitaciones “con valores por encima de lo normal en algunos puntos y en otros valores normales, pero en general puede seguir todavía una condición de El Niño que significa que va a haber lluvias importantes”. En este contexto, adelantó que marzo y abril serán meses caracterizados por las lluvias, aunque desestimó la posibilidad de que las mismas sean de importancia, tal como lo informó el organismo nacional. “Nosotros trabajamos con valores reales, no con estimaciones porque son tendencias”, insistió. 

Duarte además negó que el gobierno provincial y los municipios entrerrianos deban prepararse para una nueva emergencia. “Vamos a esperar un poco más, pero si se llega a producir precipitaciones importantes en toda la cuenca nosotros alertaríamos como se hizo con la anterior crecida”, culminó.

Concordia se recupera

La ciudad de Concordia, en la costa del Uruguay, resultó la ciudad entrerriana más afectada por la creciente extraordinaria de El Río de los Pájaros entre diciembre y enero con un saldo de más de 10.000 personas evacuadas. En la actualidad la Capital del Citrus se recupera lentamente de semejante emergencia y muchos de los vecinos están completando la vuelta  a sus hogares. 

Santa Fe, con evacuados

Los ríos Paraná y Salado experimentaron un descenso de 4 centímetros en las últimas horas, y ayer sus niveles se ubicaban en 6,04 y 5,95 metros respectivamente en Santa Fe, mientras que continuaban evacuadas en el territorio provincial 1.580 personas, se informó oficialmente. En la ciudad de Santa Fe seguían evacuadas 611 personas, pertenecientes a 168 familias, indicó el Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado.

Según los registros de Prefectura Naval Delegación Santa Fe y del observatorio de la Universidad Nacional del Litoral, el río Paraná tuvo el descenso de cuatro centímetros, quedando en 6,04 metros a la altura del puerto local.

Comentarios