País
Domingo 06 de Diciembre de 2015

Aseguran que siete de cada 10 médicos sufren violencia en los hospitales

Las agresiones y ataques perpetrados por familiares, amigos o allegados de pacientes contra profesionales de la salud constituyen una de las principales denuncias de los gremios del sector

Las agresiones y ataques perpetrados por familiares, amigos o allegados de pacientes contra profesionales de la salud constituyen una de las principales denuncias de los gremios del sector y un informe reveló que siete de cada 10 médicos sufren violencia en los hospitales.
El 7 de junio pasado, un médico se encontraba realizando la guardia en el hospital Piñero de la Ciudad de Buenos Aires, cuando fue brutalmente agredido a golpes por el familiar de una joven que había sido internada.
El profesional sufrió una crisis de hipertensión y terminó en terapia intensiva.
La situación no fue aislada porque siete de cada 10 médicos sufre algún tipo de episodio violento cuando trabaja, que incluyen insultos, amenazas, actitudes prepotentes, empujones, golpizas y hasta robos, según publicó Diario Popular.
Acerca del hecho descrito, en aquel momento el jefe de guardia Julio Wakugawa explicó: "Lamentablemente, las agresiones se están viendo día a día en casi todos lados".
Además, manifestó que "los médicos de guardia sienten que tienen que estar atentos no sólo a lo que sucede con un paciente, sino con una agresión".
A mediados de año, se realizó una convención en Oslo (Noruega) de la Asociación Médica Mundial, donde representantes argentinos expresaron su gran preocupación por el aumento de la violencia.
"La violencia en la actualidad se da por deterioro en el sistema sanitario que impacta en el ejercicio profesional del médico y, por otra parte, existe otro tipo de violencia, que no es tan evidente, que es la que sufren los profesionales al ejercer la profesión en condiciones de trabajo precarias o por el derecho a protesta o huelga", manifestó el médico Carlos Jañez.
Lo cierto es que las agresiones y ataques perpetrados por familiares, amigos o allegados de pacientes contra profesionales de salud en hospitales públicos constituyen una de las principales denuncias realizadas por los gremios de la salud en los últimos años, en el área metropolitana.
En ese marco, una encuesta realizada por la Fundación SIIC reveló que "el 73 por ciento de los profesionales vivió situaciones de violencia psicológica, física o de género" mientras se desempeñaba laboralmente.
El oscuro ranking de situaciones dramáticas sufridas por profesionales médicos, incluyen insultos, amenazas, actitudes prepotentes, empujones, agresiones físicas y hasta robos.
Acerca de la problemática, la Confederación Médica de la República Argentina (Comra) indicó que "es un problema serio, y si bien no hay un registro nacional, la percepción es que aumentan los insultos y las agresiones, incluso algunos pacientes o familiares van con armas de fuego al hospital".
Asimismo, se afirmó que "por temor a represalias, muchas veces los médicos no denuncian".
Un caso que se expone en los encuentros por esta problemática ocurrió meses atrás en Los Hornos, cuando una médica de Los Hornos, en el partido de La Plata, sufrió la fractura de su tabique nasal de un golpe realizado por una mujer que, sin turno, no quiso esperar a que atendieran a su hijo.
En los últimos años, en gran cantidad de hospitales se generan las denominadas "mesas de trabajo", donde los profesionales de la salud intentan articular con las autoridades gubernamentales y policiales para generar espacios de discusión y, de ese modo, implementar políticas efectivas de prevención.
Aún así, los hechos de violencia, en muchos casos extrema, se siguen perpetrando a un ritmo dramático.
 
 

Comentarios