Mundo
Miércoles 01 de Abril de 2015

Así fueron los últimos momentos del vuelo de la tragedia de Los Alpes

Un pasajero lo grabó todo. Se supo qué hablaron el comandante y el copiloto. Los pasajeros sabían que estaban en peligro y gritaban.

Un video de los últimos instantes del vuelo de la compañía Germanwings, en el que murieron los 150 ocupantes, confirma cómo fue la última conversación entre el comandante Patrick Sonderheimerle y el copiloto, Andreas Lubitz. Los pasajeros eran conscientes que estaban en peligro.

La estremecedora grabación fue publicada por la revista francesa Paris Match. Es de un celular, y fue recuperada de los escombros por uno de los investigacidores.

El audio, que también fue difundido por la revista alemana Bild, coincide con lo que se escucha en una de las cajas negras del avión de Germanwings. La desgrabación difundida por la revista es esta:

10hs. El avión despega.

10.10hs. El comandante al copiloto Lubitz : “No he tenido tiempo de ir al baño antes de despegar.

Lubitz : “Ve cuando quieras”.

10.27hs. El avión ha alcanzado su altitud de crucero: 38000 pies (11 500 metros). El comandante le pide a Lubitz verificar que el avión pueda pasar a modo descenso. Lubitz obedece. Le repite al comandante por segunda vez : “Puedes ir. Puedes ir ahora “.

10.28hs. Se distinguen ruidos que proceden del asiento: el comandante se quita el cinturón de seguridad. Se oye la puerta que se abre. El comandante le dice a Lubitz : “Tú controlas ahora”. Lubitz responde en un tono que quiere ser ligero : “Eso espero”.

10.30hs. Lubitz está solo en cabina. Cierra la puerta blindada de la cabina. Ahora es imposible que pueda abrirse desde el exterior. Luego, se le oye programar manualmente la velocidad de descenso para acelerarla y pasar de 38.000 pies (11 000 metros) a 100 pies (30 metros) en unos minutos.

10.33. El descenso comienza: el avión pierde 3.000 pies (900 metros) de altitud por minuto. El control aéreo trata, en varias ocasiones, de contactar con el avión por radio. Lubitz no contesta. Se oye al comandante que intenta abrir la puerta de la cabina : “¡Soy yo!" Se dan varios golpes a la puerta, cada vez más fuertes. Ninguna contestación por parte de Lubitz. El comandante grita: “¡ Por el amor de Dios, abre esta puerta !”.

10.34. Suena una primera alarma, sonora y visual : “SINK RATE, PULL UP” (¡caída importante, enderécese!). Ninguna reacción por parte de Lubitz. A través de la puerta de la cabina, se oyen a los primeros pasajeros asustarse en los asientos.

10.35hs. El comandante pide que se le traigan un objeto metálico que tenía en la parte trasera del aparato. Suenan golpes más fuertes contra la puerta, seguidos por ruidos metálicos. Sin dudas, el comandante está intentando abrir la puerta.

10.37hs. Se activa una segunda alarma, sonora y visual: “TERRAIN, PULL UP”, (¡Tierra, enderécese!). Ninguna reacción por parte de Lubitz. El comandante grita : “¡Abre esta maldita puerta !”.

10.38. Se oye la respiración de Lubitz bajo su mascarilla de oxígeno. Respira normalmente. El avión está a 13 000 pies (4000 metros).

10.40hs. Se oye un ruido violento que procede del exterior. En ese mismo instante, en el interior, también gritos. El avión choca contra una montaña con el ala derecha. No se oye otro sonido más que el de las alarmas y los gritos de los pasajeros.

10.41hs. El avión se estrella en los Alpes franceses.

Comentarios