Jueves 01 de Septiembre de 2016

Así quedó la estancia de Lázaro Báez después del robo: rompieron hasta las paredes buscando dinero

Salieron a la luz fotos luego de la irrupción en la propiedad del empresario K.

En silencio, la bandas delictivas y hasta las parapoliciales parecen estar en medio de un vertiginosa cacería detrás de los tesoros presuntamente obtenidos por la corrupción. Hasta ahora, se fueron con las manos vacíos.
El domingo, poco después de las 18, en Santa Cruz, una de las doce estancias del empresario K Lázaro Báez, que sigue detenido en Ezeiza por evasión y lavado de dinero, fue asaltada por cuatro delincuentes que maniataron al encargado del lugar. Lo llamativo es que más allá de romper pisos, paredes y buscar caja fuertes o dinero enterrado, sólo se llevaron un mate, una pava, un cuchillo y una olla.

El sitio BigBang reveló cómo quedó la estancia "Ana" después de haber sido violentada por los ladrones.
Los ladrones, al parecer, tenían un dato equivocado. Según el Tribunal de Tasaciones de la Nación, la fortuna de Lázaro ascendería a $ 1.300 millones. En su entorno, lo niegan con énfasis: "Es una fantasía. No hay ningún tesoro. Ven muchas películas o series, lo de la bolsa de López despertó una locura que no va a parar", dijo uno de los asesores que trabajaba codo a codo con los abogados de Báez.
"Todo el tiempo nos dice que nos cuidemos por si nos secuestran, está paranoico, pero no tienen ningún botín escondido".
Uno de los abogados del empresario que supo se amigo y socio del ex presidente Néstor Kichner apunta a una zona liberada. Por un lado, le llama la atención el profesionalismo con los que actuaron los ladrones, que conocían todos los movimientos. Pero por el otro, dudan por los objetos que se robaron. Una pava, un mate y un cuchillo.
"No se descartan que hayan actuado policías que conocían el lugar a la perfección", dijo una fuente. ¿Actuaron policías o ladrones expertos? Esa es una deuda que sobrevuela a la gente del empresario. "El bolso de López en el convento no tiene nada que ver con Lázaro, pero muchos creen que el país está sembrado por bolsos ocultos bajo tierra. Eso pasa en las películas del Far West".
"Si cualquiera de nosotros hubiésemos tenido medio dato sobre los bolsos de la corruipción K, nos hacíamos un festín". El que habla es un experto ladrón de bancos que en los últimos 15 años dio cinco golpes exitosos que le valieron más de dos millones de dólares. El caso de José López, los 9 millones de dólares en la puerta del convento de General Rodríguez, y los botines ocultos que tendrían otros ex funcionarios kirchneristas acusados de corrupción, se volvieron en objeto del deseo de una especie de búsqueda del tesoro para los delincuentes más profesionales del país y las bandas parapoliciales.
Los robos este año en la casa de Julio de Vido, señalado por los acusadores como el brazo ejecutor de un plan sistemático corrupto para vaciar el Estado en los años kirchneristas, y en la de Felisa Miceli, ex ministra de Economía condenada por la bolsa con dinero que apareció en su despacho, aparecen como dos muestras de esta teoría y se volvieron como una tentación para las bandas.
En el entorno más duro de Báez sospechan incluso de un sector cercano a la gobernadora santacruceña Alicia Kirchner, en la supuesta guerra fría y silenciosa (que al parecer no termina de desencadenarse por la lealtad que Báez mantiene aun después de la muerte de Néstor) que hay entre el empresario y la ex presidenta Cristina Fernández.
En su momento, el fiscal Guillermo Marijuan llegó a recorrer una zona de El Calafate con un equipo de peritos que buscaron con GPS si había dinero enterrado en esas tierras. Pero no hallaron nada.
¿Se trató de una cacería detrás de billetes sucios o un mensaje mafioso? Por lo pronto, una de las estancias de Lázaro, que pasas sus días leyendo libros de derecho y pidiéndoles a sus abogados que busquen estrategias para salir cuanto antes sin delatar a nadie, se volvió algo impensado para los 12 años K: una fortaleza tan vulnerable como la libertad de su dueño.
Fuente: Diario UNO de Mendoza

Comentarios