Zona sur
Jueves 14 de Abril de 2016

Asumió el nuevo jefe de la Policía de Alvear

El comisario inspector Antonio Cáceres es oriundo de La Paz y llega al sur después de su paso por la jefatura del CEO en la zona este. Se define como una persona "netamente operativa".

Antonio Cáceres (50) asumió como jefe de la Policía alvearense. El comisario inspector que es oriundo de La Paz se autodefine como una persona “netamente operativa”.
Con 29 años de servicio en la policía, Cáceres desembarcó en Alvear tras un año de estar al mando del CEO en el este mendocino. También fue motorista de la policía Vial durante 24 años.
“Estoy acostumbrado a estar en la calle porque fui muchos años motorista por eso también soy una persona netamente operativa”, afirmó el comisario Cáceres.
Como primera medida, el flamante jefe de la policía departamental pretende “reforzar el control de los ingresos a la provincia y realizar maniobras operativas en conjunto con las distintas dependencias porque hay varias tareas para realizar”.
Con respecto al recurso humano y material que tiene a disposición, el sucesor del comisario Marcelo Calipo aseguró que “están bien distribuidos y sería suficiente aunque nunca es demasiado cuando se trata de combatir la inseguridad”.
 Una de los principales problemas en cuanto a inseguridad están circunscriptos a la zona del desvío de camiones en ciudad en donde se producen enfrentamientos entre efectivos y vándalos cada dos por tres.
Ante esa situación Cáceres no dudo en decir que tiene firmes intenciones de reunirse con “el juez de instrucción, la fiscal y también el Intendente para buscar una solución a los problemas de inseguridad que se producen en el desvío”, dijo y un segundo después remarcó “hay que trabajar pero es un drama tratable y es solucionable”, remarcó.
Entre las apreciaciones que brindó el comisario en su primera rueda de prensa, aseguró que “Alvear es una linda zona para trabajar porque yo vengo de un departamento muy parecido a este, y esta nueva tarea la asumo como un desafío personal”, concluyó.

Comentarios