Jueves 21 de Julio de 2016

Atendieron un 20% más de personas con quemaduras en el primer semestre

El 80% de los pacientes son niños de 1 a 12 años. La mayoría de las causas están relacionadas a accidentes domésticos. En lo que va del año murieron dos ancianas y se atendieron seis casos considerados muy graves.

En el primer semestre del año hubo un incremento del 20% en la atención por quemaduras respecto al año pasado. Al área de Quemados, atendida por los cirujanos plásticos Franco Rosso y Darío Biancotti, ingresaron 150 pacientes, de los cuáles dos perdieron la vida y otros seis presentaban lesiones de  extrema gravedad.
En total se efectuaron 420 curaciones ambulatorias. Es decir que los pacientes tuvieron que volver al Schestakow a hacerse atender en el marco de un proceso que cuando el caso es muy grave puede durar entre 3 y 4 años.
Del total de los afectados, un 80% son pacientes pediátricos. Chicos de 1 a 12 años que sufrieron accidentes domésticos con agua hirviendo, braseros, pantallas de calor y un niño que mordió un cable y la descarga eléctrica le quemó la boca.
Según los especialistas, la situación es crítica porque se trata de descuidos fatales que pueden ser evitables. En ese sentido, Franco Rosso dijo que “la clave está en la prevención de estos accidentes, por eso no hay que dejar envases o vasos con agua caliente arriba de manteles que puedan estar alcance de los chicos”. Es que el chico sin querer pega el tirón y el contenido puede caer sobre su cuerpo.
Otro detalle está relacionado con los braseros (muy usados en estos meses) o las pantallas de calor alimentadas con garrafas. “Su manipulación puede ser fatal”, explicó Biancotti y puso como ejemplo “a un hombre que este viernes ingresó con el 50% de su cuerpo quemado cuando se llevó la pantalla al baño y por causas desconocidas el fuego le afectó un  brazo, el tórax y las piernas, por lo que fue derivado al hospital Lagomaggiore con pronóstico reservado.
Si bien en junio, julio y agosto se incrementan los casos, un cuadro comparativo respecto al 2015 mostró un aumento del 20% en atenciones. “En el último mes atendimos hasta tres pacientes por día”.
Los casos más graves fueron los de dos nenas quemadas con agua hirviendo que sufrieron lesiones en el 35 % de sus cuerpitos. “Su pronóstico es reservado”, informó uno de los cirujanos consultados.
En lo que va del año dos ancianas murieron como consecuencia de las graves quemaduras sufridas. El caso más relevante fue el de una mujer que estaba en silla de ruedas y por su problema de Parkinson la silla se movió hasta que tomó contacto con una pantalla de calor alimentada a gas. Se encendió la manta que  la  cubría y el fuego afectó toda su espalda. La mujer fue internada y a las 48 horas, debido a la gravedad de las lesiones, dejó de existir.
El segundo caso fue de otra anciana que se desvaneció sobre un horno en el que se calentaba la comida. Fue derivada de urgencia a la ciudad de Mendoza donde perdió la vida.
Primeros auxilios
“Apenas se produce la quemadura, hay que quitarle la ropa al paciente y enfriar la zona con agua, luego hay que traerlo al hospital”, mencionó Darío Biancotti.
“La recuperación de la persona quemada depende de los primeros auxilios”, afirmó Franco Rosso, y agregó que “si no le quitás la ropa, la piel se sigue cocinando”.
Otro tema a tener en cuenta son las charlas de prevención que en 2015 surtieron efecto, pero en este año se discontinuaron. “Viajamos a General Alvear y Malargüe a  dar cursos y charlas de prevención que disminuyeron los índices durante el año pasado”.
Banco de piel
Uno de los grandes objetivos que tiene  el área de Quemados del Schestakow es conseguir la habilitación para que en San Rafael se puedan realizar ablaciones de piel cadavérica para enviarlas al hospital Garrahan donde funciona un banco de piel.
Además se gestionan permisos para recibirla porque Mendoza no tiene acuerdos con el  INCUCAI.
Marcelo Schmitt
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios