Economía
Miércoles 20 de Enero de 2016

Atenti papás: es inminente una remarcación en la canasta escolar

Tanto los materiales y los libros como la ropa, uniformes y, sobre todo, los guardapolvos siguen con los precios de septiembre pero...

Mientras los artículos escolares todavía no terminan de ser acomodados en los mostradores y las góndolas de librerías y supermercados, muchos padres pulsean con la inflación y salen a comprar lo necesario para sus hijos antes de que aumenten, en especial, los uniformes.
Habitualmente, es a mediados de febrero cuando se compra la indumentaria escolar y son muy pocos los que se adelantan en enero. Pero como en algunos negocios aceptan señas para congelar los precios que se mantienen del año pasado, los padres, ni lerdos ni perezosos, llegan a estos negocios a liquidar el trámite durante estos días.
Son los mismos vendedores los que aseguran que es inminente una remarcación en los precios de los productos, porque sus mismos proveedores les subieron los costos. Muchos padres saben esto y aprovechan el anticipo.
"No toco los precios desde septiembre. En octubre, compré material nuevo el 20% más caro que el año anterior y en diciembre, me volvieron a aumentar esos mismos materiales el 30% por la especulación en las elecciones. Y esas dos subas todavía no las traslado a los uniformes. Por eso, algunos padres aprovecharon el aguinaldo de fin de año y el programa Ahora 12 y dejaron la seña estos días", explicó Roberto Yarke, dueño de un local que vende la indumentaria de tres colegios privados de Mendoza.
Yarke confesó que seguramente va a tocar los precios en febrero, pero un poco solamente. Con lo cual ese porcentaje menor de padres que todos los años se acercaba en pleno enero a comprar la canasta escolar de sus hijos, este año se incrementó.
En su negocio, un conjunto de buzo, pantalón y chomba cuesta $1.000 en talles grandes y $800, en los chicos. Es cierto que estos precios son un promedio de la indumentaria que utilizan en colegios privados con matrículas elevadas, pero un guardapolvo cuesta, en promedio en un supermercado, $300; más un pantalón de algodón y un buzo, la brecha se achica considerablemente.
En otro reconocido local de la avenida San Martín que ofrece uniformes de numerosos colegios aún no tienen los precios actualizados. Los padres pueden acercarse a encargar la ropa de sus hijos para este ciclo lectivo y seguramente, se ahorrarán una buena cantidad de pesos.
Útiles escolares
En las librerías, sobre todo en las grandes, ya se ven los materiales exhibidos en los estantes. Los padres que también se anticiparon en lo que atañe a útiles escolares se ahorraron un dinero.
El repuesto de 288 hojas de primera marca cuesta $123, mientras que uno de segunda marca vale $83; de 480 hojas, $204 y $134 respectivamente.
Un cuaderno de comunicaciones está en una librería ubicada sobre avenida Godoy Cruz a $23; un bibliorato A4, a $45, y una carpeta A4 con motivos de autos o flores, a $80.
Una tijera cuesta $13; un resaltador, a 10; colores de primera marca por 12 unidades, a $25; un compás, a $20; un corrector, a $10; una lapicera, a $4, y un lápiz, a $4.
Fuente: Diario UNO

Comentarios