Deportes
Jueves 27 de Agosto de 2015

Atento River: por ahora, el Millo va a Quito

Liga le arrancó una mínima victoria a Nacional de Paraguay como local, en el partido de ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana. De este cruce saldrá el rival del campeón.

Liga de Quito dejó la piel en la cancha para arrancar apenas una mínima victoria (1-0) de local frente a Nacional de Paraguay este miércoles, en partido de ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana disputado en el estadio Casa Blanca, en la capital ecuatoriana y que tiene a River como interesado, ya que de acá saldrá su rival en octavos de final.
El volante Hólger Matamoros entregó el sufrido triunfo a los albos a los 40 minutos.
El ecuatoriano desequilibró con esa acción un juego que hasta entonces lucía muy parejo. Su potente disparo, desde el borde del área, fue desviado involuntariamente por el paraguayo Gustavo Velázquez.
Con esa ventaja estrecha, Liga dará la revancha al Nacional el 16 de septiembre en Asunción.
La maniobra de Matamoros cambió el rumbo de un partido intenso, de pelota disputada, en el que ninguno de los dos equipos quiso dar ventaja.
Liga de Quito buscó, presionó y arriesgó frente a un conjunto paraguayo que, lejos de amilanarse, encaró el desafío.
Los albos, que saltaron a la cancha con un esquema ofensivo, con un punta y tres volantes en ataque, intentaron dar un golpe de efecto, pero fue el Nacional el que estuvo más cerca de sorprender antes del primer cuarto de hora.
A los nueve minutos, el atacante brasileño Rodrigo Texeira, tras un mal despejo de la zaga ecuatoriana, quedó de cara al arco y sacó un disparo que por poco sorprende al portero Alexander Domínguez.
Liga de Quito respondió con un juego más atrevido. El armador argentino Diego Cachete Morales asumió el protagonismo y fue el hombre más decisivo en la primera parte.
El cuadro paraguayo, que dirige el argentino Daniel Raschale, aguantó agazapado y contragolpeó aunque sin puntería.
Antes del gol, Matamoros fabricó la mejor oportunidad para Liga a los 26 minutos cuando, en un descuido de la marca paraguaya, dribló en el área y sacó un remate que hizo contener el aliento en el estadio Casa Blanca.
Fue un duelo sin concesiones. Cada vez que los dirigidos por el argentino Luis Zubeldía salieron al ataque chocaron con un rival que supo defender y meter miedo con la contraofensiva.
Solo el disparo de Matamoros resolvió el duelo en la primera parte.
Liga de Quito se fue a las duchas con una ventaja mínima frente a un adversario herido y capaz de dar la pelea.
Pero el equipo ecuatoriano, campeón de la Sudamericana en 2009, salió con ánimos renovados y dispuesto a ampliar la ventaja. 
El volante argentino Juan Cavallaro casi concreta las aspiraciones de Liga a los 50 minutos, con un disparo en el área tras una muy buena acción colectiva. Los paraguayos dejaron el ímpetu del primer tiempo y prácticamente entregaron la pelota.
Más distendido, el local tomó la iniciativa, adelantó sus líneas y ejerció tal presión que por momentos lo hizo ver muy superior.
Sin embargo, los ecuatorianos no lograron plasmar el dominio en la pizarra. Ni Matamoros, Cavallaro o Morales lograron dar la puntada final pese a las múltiples llegadas que crearon.
Hacia los 80 minutos, una Liga ya menguada por el esfuerzo casi alcanza la recompensa, pero un rebote en el palo lo privó de la segunda conquista.
El club paraguayo terminó el duelo con la mirada clavada en el reloj, y confiando en poder revertir el resultado en la revancha.

Comentarios