La provincia
Domingo 02 de Octubre de 2016

Aumentan los controles para la compra y venta de artículos usados en Mendoza

La Municipalidad de Capital pide registros del origen de la mercadería e incautará todo lo que no se pueda justificar. Varios rubros en la mira

La Municipalidad de Capital comenzó en setiembre a incrementar los controles en los comercios que compran y venden productos usados. En una serie de operativos conjuntos entre preventores de la Ciudad e inspectores de Comercio, se incautaron 533 celulares de dudosa procedencia y se clausuró cinco locales. La idea es continuar ampliando el rubro de productos, siempre teniendo como referencia los más denunciados por robo y extravío.

Desde 2009 está en vigencia para Capital el decreto 1.013, que establece un registro de comercios de compra y venta de bienes usados en el que deben estar inscriptos los negocios que se dedican a esa actividad, a lo que se agregó la obligatoriedad para los dueños de los locales de contar con un formulario donde se detalle el origen de la mercadería.

"Hay dos lineamientos que seguimos; primero transparentar la cadena de comercialización, que sean productos bien habidos y correctos, en segundo lugar romper la cadena de comercialización de aquellos productos que no pueden demostrar el origen", explicó Raúl Levrino, subecretario de Seguridad Ciudadana y encargado de los operativos.

Añadió que puntualmente lo que más se denuncia son los celulares, pero seguidos de cerca por cubiertas, motos y bicicletas: "Son los cuatro rubros de mayor impacto, por eso empezamos por la telefonía celular".

En función de la actualización del decreto, que tiene como requisito la identificación de la persona que vende con su DNI y el producto comercializado, se realizó el decomiso de más de 500 celulares de comercios ubicados en la galería Tonsa y en la calle General Paz.

Ahora los teléfonos están en el depósito del área de Seguridad Ciudadana a disposición de cualquier requerimiento o información que solicite la Justicia.

Es decir, si una persona perdió o sufrió el robo de su celular, puede solicitar en la Justicia, presentando todos los papeles que avalen su titularidad, que se revise si alguno de los teléfonos secuestrados es el de su propiedad.

Levrino contó que el operativo en los comercios solicita primero que puedan acreditar su presencia en el registro de compra y venta de bienes usados, para luego explicar mediante el formulario el origen de la mercadería. Por eso, en algunos casos se incautaron teléfonos y en otros cinco directamente se clausuró el negocio.

Expansión de zonas y rubros
Aunque los primeros controles se realizaron en la zona céntrica de la Ciudad, la idea de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana es extenderlos a todo el territorio abarcado por la comuna.
El objetivo es llegar a todos los comercios que operan con productos usados y no sólo centrarse en las galerías y las ferias persas.

"Operativos se harán permanentemente, pero los vamos definiendo de manera sorpresiva en cuanto a los días que se realizarán y en dónde. El área de planeamiento estratégico, que es la que se encarga de coordinar, tiene entre inspectores de comercio y preventores municipales, 10 personas trabajando", expresó Levrino.

En cuanto al registro de comercios de motos, bicicletas o cubiertas usadas, explicó que se procederá de la misma manera, es decir, decomisando e incautando inmediatamente la mercadería. "Lo mismo que ocurre con los celulares se hará con esos rubros", dijo.

De todas formas, los controles para las motos se siguen realizando en las calles de la Ciudad y se secuestran todas aquellas que no tengan los papeles reglamentarios.

La idea de Levrino es comenzar próximamente, en octubre o noviembre, a controlar también a los comercios que las compran y venden.

Comentarios