San Rafael
Jueves 04 de Agosto de 2016

Aumentaron las donaciones de órganos en el departamento

En lo que va del año se realizaron nueve ablaciones exitosas a nivel local, más que en todo el 2015. Hay mayor conciencia sobre la donación de órganos. Aún no se pueden hacer trasplantes en el Sur.

La donación de órganos volvió a ser noticia en los últimos días con la ablación múltiple a una mujer de 48 años practicada el martes de la semana pasada y la realizada este miércoles a una mujer de 33 años, ambas en el hospital Schestakow. Este tipo de actos solidarios que salva una o varias vidas va en aumento.
Desde la coordinación sur del INCAIMEN (Instituto Coordinador de Ablación e Implante de Mendoza) informaron a UNO San Rafael que en lo que va de este año se encararon once operativos (es decir, se declararon pacientes como potenciales donantes), de los cuales nueve fueron llevados a término (incluido el de este miércoles). Varios de ellos fueron múltiples, es decir que se obtuvo más de un órgano.
En cuanto a los otros dos, uno no se pudo concretar por “cuestiones técnicas” y el otro porque la familia se opuso debido a que el paciente había expresado en vida su negativa a la donación de sus órganos.
En todo el año pasado hubo unas ocho ablaciones en el departamento. Mientras que en 2013 se realizaron seis operativos, según lo informado por este diario el 1 de enero de 2014.
“Es importante el vuelco que se ha dado. Se respeta a la gente que no está de acuerdo, pero creo que la mayoría de las personas son solidarias y se ponen de ambos lados. Así como en momentos de mucho dolor es difícil decidir donar, también es muy difícil estar esperando un órgano cuando no hay otra opción que un trasplante para vivir y se depende de un acto solidario y amoroso de otra persona”, manifestó la doctora Dana Calvo, coordinadora sur de ese organismo provincial.
Explicó que “generalmente los donantes son pacientes que tienen una lesión cerebral grave, ya sea por un accidente cerebro vascular, o un traumatismo o una herida de arma de fuego que compromete la actividad cerebral, que pone al paciente en condición de ‘muerte bajo criterios neurológicos’, esto quiere decir que en vez de pararse el corazón, se detiene primero el cerebro”.
Se respeta un estricto protocolo fijado por la ley, donde el primer paso es confirmar la muerte cerebral, generalmente con un electroencéfalograma, luego se le informa y explica a la familia que al paciente se lo considera fallecido (aunque el corazón se mantenga activo en forma artificial) y que está en condiciones de donar.
Además, se evalúa si en la lista de espera del INCUCAI hay potenciales receptores y recién ahí se activa del transporte, que generalmente se hace en avión porque se tiene poco tiempo para el traslado. “No se ablaciona ningún órgano que no va a ser trasplantado, que no tenga un receptor”, aclaró la doctora Calvo.
Conservación
El corazón es el que menos dura fuera del cuerpo, con un máximo de cuatro horas; mientras que las córneas y válvulas cardíacas hasta algunas semanas. 
Ablaciones
La mayoría de las ablaciones se realizan en el Schestakow, pero en algunas ocasiones se han hecho en los hospitales públicos de General Alvear y Malargüe.
Trasplantes
Los nosocomios del Sur aún no tienen la infraestructura ni los profesionales especializados para hacer trasplantes. Lo más cercano para esta práctica es la ciudad de Mendoza.
José Luis Salas
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios