Mundo
Jueves 25 de Agosto de 2016

Aumentaron las víctimas por el terremoto en Italia: al menos 247 muertos

Este es el registró que presentó el recuento provisional a cargo de Protección Civil. Amatrice, una de las localidades más afectadas, está devastada. 

El fuerte terremoto que sacudió en la madrugada del miércoles el centro de Italia causó la muerte al menos a 247 personas, según el recuento provisional proporcionado este jueves por Protección Civil, que coordina las tareas de rescate y las ayudas a los damnificados. Un día antes, el primer ministro italiano, Mateo Renzi, había cifrado los heridos en 368. El seísmo, de 6 grados de magnitud, sembró el terror en miles de hogares. Mientras prosiguen las operaciones de rescate, los supervivientes y las autoridades temen que se localicen todavía más víctimas bajo la gran cantidad de escombros. El temblor afectó a una zona muy montañosa y poco poblada del centro de Italia, ubicada a 140 kilómetros de Roma y que ya sufrió otro devastador seísmo en 2009.
Ricardo, un vecino de la localidad que busca a sus parientes, ha explicado que sigue "con esperanzas" de encontrar a sus familiares. "Creo que habrá menos víctimas que en L'Alquila en 2009" (entonces murieron más de 300 personas), recuerda, "pero sólo porque aquí hay menos habitantes. El horror ha sido el mismo". Entre las víctimas figuran 190 muertos en la provincia de Rieto, y otros 57 en Ascolano, precisó Protección Civil.
El temblor tuvo lugar pasadas las tres y media de la madrugada y se han producido decenas de réplicas. El seísmo se ha sentido durante más de 15 segundos en Roma, situada a más de 130 kilómetros al suroeste del epicentro, que se ha localizado en la provincia de Rieti, en la región del Lacio, aunque también ha afectado con fuerza a la región de Umbría. Las localidades más dañadas son Norcia, en la provincia de Perugia; Amatrice y Accumoli, en la provincia de Rieti, y Arquata del Tronto, en la de Ascoli Piceno. Las autoridades italianas y la Cruz Roja están movilizando recursos hacia las zonas más afectadas.
 “Es terrible, tengo 65 años y nunca he experimentado nada como esto, pequeños temblores, sí, pero nada tan grande. Esto es una catástrofe”, declaró Giancarlo, que esperaba en ropa interior en plena calle de Amatrice. En la localidad de Illica hubo cinco muertos, uno de ellos una ciudadana española que vivía allí con su pareja, según la Cruz Roja italiana. A última hora de la tarde, el Ministerio de Exteriores no había confirmado el deceso.
El Gobierno de Italia y las autoridades de Protección Civil monitorizan el sitio del epicentro y sus alrededores para atender posibles daños, informó en Twitter el portavoz del primer ministro Matteo Renzi. Además, se ha movilizado al Ejército para colaborar en las labores de rescate, que son complicadas porque la pobre accesibilidad. Solo se puede llegar con helicóptero o a pie. A ello se suman los cortes eléctricos y de la línea telefónica.
Alrededor de un centenar de réplicas, más de la mitad de ellas por encima de la magnitud 3, han sucedido al terremoto de 6. La más fuerte se produjo antes de las cinco de la madrugada cerca de Norcia, en la provincia de Perugia.

Comentarios