La provincia
Domingo 11 de Septiembre de 2016

Aún faltan profesores para dictar las materias duras

Sí se logró superar la falta de docentes en la escuela primaria. La DGE quiere revisar la formación de los educadores. Advierten de que los ingresantes tienen un nivel muy heterogéneo, que atenta contra la calidad de los egresados.

Mendoza ha superado la falta de docentes primarios, que fue un dolor de cabeza años atrás. Ahora el problema a mejorar es la calidad de los egresados docentes de los institutos de formación superior.
En los últimos 8 años se sumaron a la oferta existente 10 nuevos institutos, que suman en total 80, contando los de formación docente y los de formación técnica.

Cada año egresan de los profesorados unos 1.300 alumnos; sumando los institutos de gestión pública, que son 22, y los de gestión privada, que son 24, en total hay 46.

El resto ofrece tecnicaturas de las más variadas especialidades.

Este es el panorama con el que se encuentra el gobierno escolar en esta fecha en que los docentes celebran su día, en conmemoración de la muerte de Domingo Faustino Sarmiento.

Ahora el problema no radica en la cantidad sino en la calidad, según el diagnóstico en el que trabaja la Subsecretaría de Educación Superior de la DGE, a cargo de Gustavo Capone.

"Hay muchas distorsiones en la oferta de los institutos de formación docente –explica el funcionario–; hay exceso de algunas carreras como en el Nivel Inicial, pero faltan de otras, como profesorados en asignaturas de las denominadas materias duras".

"La oferta no es acorde al mundo laboral de hoy; no es acorde con la demanda real. Es muy necesario asociar la oferta con el mundo del trabajo. Por eso estamos revisando los criterios y monitoreando todo el sistema, haciendo foco en la calidad de la formación. Ese es el principal objetivo", remarcó.

"Hay que generar opciones de trabajo, no se pueden abrir más profesorados o tecnicaturas que no tienen inserción. Cuando asumimos esta gestión nos encontramos con ofertas que no tienen salida laboral; había una tecnicatura de Pesca en Altamar, por ejemplo, que por supuesto la sacamos. Había otras tecnicaturas para oficios relacionados con actividades artísticas o actividades visuales que no ameritan una carrera", añadió.

"En las tecnicaturas, es necesario prestarles atención a otros oficios o disciplinas donde sí hace falta recurso humano como la enfermería, el turismo o las áreas de gestión", completó Capone.

"En cuanto a los profesorados podemos decir que ahora hay exceso de oferta en el Nivel Inicial", apuntó.
Prácticamente en todos los departamentos de la provincia hay un profesorado de Nivel Inicial, y si bien desde el año que viene comenzará la obligatoriedad de la sala de 3 años y esto ampliará la demanda de maestras de jardín, tampoco hay que generar sobreoferta, porque es contraproducente, según alertó Capone.

El tema pendiente
Es necesario darle uniformidad a la formación docente para que el nivel de los egresados esté a la altura de las exigencias que tienen hoy las escuelas, sostienen desde la DGE.

"Detectamos que hay un nivel de ingreso muy heterogéneo producto de la misma heterogeneidad de los egresados. Algunos son chicos que salen de la secundaria, otros salen de los CENS, ingresan con diferentes edades. En los departamentos las realidades son más disímiles aún. Hay señoras grandes que hacen muchos esfuerzos para estudiar, hay situaciones sociales particulares, pero lo que hay que lograr es que eso no afecte la calidad de los egresados", advirtió el funcionario.

"Lo que vemos es que el Nivel Superior nunca se ha evaluado a sí mismo y vemos que no todos los egresados salen con la idoneidad que hoy se requiere para enfrentar la realidad educativa. No sirve un estudiante que tenga todo 10 si no conoce las diferentes realidades donde hoy están inmersas las escuelas", ejemplificó Capone.

"Lo que vemos es que la formación de los maestros tiene que dar un salto de calidad pensando en el siglo XXI, pensando en que hay que educar a chicos que están inmersos en un mundo hipertecnológico. La velocidad es vertiginosa y en eso no podemos quedarnos atrás", recalcó.
Sin la idoneidad para el cargo

Donde sí faltan docentes es en las cátedras denominadas duras de la escuela secundaria, como Matemática, Física y Química.

Son pocos los jóvenes que eligen estas carreras universitarias o terciarias y por lo tanto es escasa la oferta de profesionales de esas disciplinas que estén dispuestos a dar clases en el Nivel Secundario.
"No quiere decir que queden libres, porque siempre se ocupan las horas vacantes, pero como escasean los postulantes, a veces no tienen la idoneidad para los cargos que deberían tener", se lamentó el funcionario.
escuela.jpg


En la gestión de Jaque llamaron a estudiantes avanzados a dar clases



En 2011 llamaron a los estudiantes a dar clases para mitigar la falta de docentes. Fue durante la gestión al frente de la DGE de Carlos López Puelles, durante el gobierno de Celso Jaque.

En ese momento se conjugó una serie de problemas que llevaron a salir del paso al gobierno escolar permitiendo que los estudiantes que tenían hasta siete materias por rendir pudieran presentarse a los llamados para ocupar suplencias.

En esa época la carrera docente se estiró de 3 a 4 años con el fin de mejorar la calidad académica, pero esto redujo la cantidad de egresados en algunas cohortes. Este fue el principal motivo por el que cayó la cantidad de egresados.

Comentarios