Política
Sábado 29 de Agosto de 2015

Aún no reglamentan la ley que fija cómo actuar ante el zonda

Desde hace más de un año hay una norma que establece un protocolo para actuar ante sucesos meteorológicos graves en Mendoza. Sin embargo, como ocurre con otras leyes, el Ejecutivo aún no la reglamentó.

Por Julián Vinacour-vinacour.julian@diariouno.net.ar
El viento zonda de ayer puso en evidencia el letargo de una ley que fue sancionada hace más de un año y que ordena la forma de actuar ante un fenómeno meteorológico extremo.
La norma ingresó a Senadores a fines de 2012 y recibió media sanción un año después. En julio de 2014 Diputados la convirtió en ley y desde entonces está en una etapa de reglamentación que no terminan de completar.
A través de un protocolo de prevención y protección, define los pasos a seguir frente a episodios como el Zonda, nevadas, granizo u olas de calor y de frío. 
De este modo se evitarían las dudas que ayer a la mañana invadieron a muchos padres que ignoraban si sus hijos debían asistir al colegio y no tenían claro en dónde debían consultar.
Para eso la ley fija, entre otras cosas, la creación de un centro único de información meteorológica (CUIM), el cual debe determinar las alertas por las que se decide la interrupción de las actividades, emitir boletines informativos donde se comunican las decisiones y coordinar las situaciones de emergencia. 
El CUIM aún no existe. Sin embargo, Marcelo Dapás, director de Defensa Civil, explicó que antes debían valerse de información que suministraba algún estudioso del tema, como podía ser algún meteorólogo especializado, para tomar una decisión. En cambio ahora se cumple con uno de los puntos de la ley: que las fuentes de información sean el Servicio Meteorológico Nacional, la Dirección de Contingencias Climáticas provincial y el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla), que depende del Conicet.  
La ex legisladora Alejandra Naman, autora de la ley, recordó que “fue una ley muy trabajada con todos los que intervienen en un fenómeno así: Defensa Civil, Bomberos, DGE, Ministerio de Salud, Contingencias Climáticas y periodistas, entre otros”.
Otros puntos incumplidos
 En uno de sus artículos, la ley establece que el CUIM debe trabajar con los códigos internacionales que se utilizan para avisar sobre la posibilidad de ocurrencia de fenómenos meteorológicos adversos. Esas alertas aún no se utilizan. 
A su vez, el CUIM debe emitir, conforme lo dicta la ley, boletines de aviso que deben ir actualizándose a medida que comiencen a producirse variaciones significativas en la evolución del fenómeno. Eso debe publicarse en un sitio web de fácil acceso que todavía no fue creado.
 “La recepción por parte de la Dirección Provincial de Defensa Civil de Mendoza de los boletines emitidos por el CUIM será el punto de partida para la prevención y la toma de decisiones”, especifica la letra.
¿Qué pasó ayer?
A primera hora, el Zonda comenzó a soplar con intensidad en algunos departamentos de la provincia, lo que obligó a suspender progresivamente, durante la mañana, las clases en esas comunas.
Pero el lío se produjo en municipios como Luján de Cuyo, en donde a las 7.20 se informó la paralización de la actividad escolar, siendo que en la mayoría de los establecimientos los alumnos ingresan a las 7.40.
Los principales reclamos de los vecinos fueron que las autoridades deberían haber avisado con mayor antelación qué medidas iban a tomarse para poder organizarse con tiempo.
Al respecto, Dapás, dijo: “Nos juntamos a las 5.30 para analizar la situación y decidimos que se cursara con normalidad porque no había información de que fuera a llegar el viento. Pero a las 7 el Zonda bajó de forma desmedida y tuvimos que cambiar de opinión”.
Además aclaró que cuando las probabilidades son mayores al 80%, se le sugiere a la Dirección General de Escuelas (DGE)que suspenda las clases. Siempre se le recomienda y nunca se le ordena. 
Y señaló, también, que cada vez que se paralizan las clases se duplica el trabajo de los bomberos, por lo que no es una decisión que debe tomarse a la ligera.
Luego, a media mañana, cuando se supo que el viento persistiría hasta hoy a la mañana, Defensa Civil instruyó a la DGE y ésta decidió paralizar las actividades de forma total para los turnos tarde, vespertino y noche.
La UNCuyo se plegó a esa decisión y determinó idénticas medidas.
 En conferencia de prensa, Dapás hizo un reporte y señaló: “Consecuencias, felizmente pocas, porque no hemos tenido que lamentar víctimas, sólo unos árboles caídos en distintos sectores, sobre todo en Luján y Maipú. El Zonda se hizo presente con algunas ráfagas en Las Heras y Guaymallén”.
 

Comentarios