Economía
Viernes 30 de Septiembre de 2011

Aunque el Central dijo que hay 110 monedas per cápita, en Mendoza llegan a venderlas

Cada vez es más difícil conseguirlas. Los taxistas pierden más de $2.000 al año porque no pueden dar el vuelto y redondean a favor del pasajero. En el mercado local $100 pesos en metal puden costar $110 en billetes.

Por Gema Gallardo
ggallardo@diariouno.net.ar

Comerciantes y usuarios mendocinos de colectivos padecen a diario la creciente falta de monedas, aunque el sector más perjudicado es el de los taxistas: cada conductor llega a perder más de $2.000 al año.

Esta problemática no es exclusiva de Mendoza, sino que se repite en varias ciudades argentinas. El Banco Central les aseguró a varios medios porteños que hay más de 110 monedas por cada argentino y que en 2009 se acuñaron 825,8 millones de monedas, 302 millones más que en 2008. Mientras, la cantidad acuñada ascendió el año pasado a 346,4 millones. Lo cierto es que muchos no poseen ni una sola moneda y hay quienes hacen un negocio con ellas: las venden y se quedan con el 10% del valor total.

Alejandra Gómez es almacenera en Las Heras y confió que hay personas que le ofrecen $100 pesos en moneda a cambio de que les de $110 en billetes. “Lamentablemente no me queda otra opción que comprarlas, si no termino perdiendo clientes o se enojan conmigo cuando les pido que colaboren con el cambio”, dijo la mujer.

Es que los mendocinos ya no aceptan caramelos como vuelto. Además, por ley el comerciante debe redondear a favor del cliente cuando faltan monedas. Y está obligado a exhibir carteles sobre esta norma para que la gente haga valer su derecho.

En muchos negocios el único cartel que se lee pide “colabore con el cambio”. Así, ante la falta de monedas hay fumadores que en lugar de gastar $6,50 en un paquete de cigarrillo deben resignarse a gastar $8 para no tener problemas con el cambio.

“Si vas al banco y pedís monedas no te cambian más de $300 por mes pero siempre que seas cliente. Yo, para estar tranquila, necesito ese monto por semana. Hace unos días tuve una tremenda discusión con una clienta porque decía que era responsabilidad nuestra conseguir monedas. Pero, aunque lo intentamos por todos los medios, te juro que fracasamos”, dijo la dueña de un drugstore de calle Garibaldi de Ciudad.


Turnos resentidos
Algunos de los más perjudicados son los taxistas, quienes, ante la falta de cambio, deben redondear a favor del pasajero. “En el turno mañana, seguro vas para adentro con unos $8 que te quedan debiendo ante la falta de monedas. Pero si hacés el turno tarde-noche, que es de 12 horas, llegás a perder mucha más plata”, comenta Jorge Arias.

Es decir que, un taxista que trabaja seis días a la semana puede llegar a perder hasta $192 al mes, suma que en un año puede significar un sueldo: $2.304.

“Sería importante que el Estado nos dé una solución, porque nosotros trabajamos a comisión, y perder más de $200 pesos al mes es demasiado dinero”, se quejó el chofer Juan Cruz Pérez.

¿Qué pasa con las monedas? ¿Dónde están? ¿Quiénes la tienen? Los comerciantes manejan dos teorías. Algunos dicen que la gente se las guarda para viajar en colectivo, ya que cada vez es más difícil conseguir lugares para recargar la tarjeta Red Bus.

Mientras, otros están convencidos de que esto es un negocio de unos pocos: “Hay personas que desde que comenzó la falta de monedas se han dedicado exclusivamente a venderlas. Inclusive, hay una empresa nacional que transporta caudales que nos las vende y se queda con 5 o 10% de comisión, dependiendo de la cantidad que necesitemos”, comentó el dueño de un local céntrico que posee ventanillas de cobro exprés.
 

Comentarios